Sarmiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sarmiento: La Educación en primer plano
Pocos hombres pueden igualarse a Sarmiento. Repleto de ideas, las llevó a cabo una a una sin desmayar jamás, enfrentando la adversidad, las burlas, la mediocridad, la indiferencia. Era un visionario de un espléndido destino para su Patria, se brindó con toda la fuerza de su avasallante personalidad. Periodista, escritor, militar, pensador, estadista, perosobre todo Maestro, el más grande de América.
Un 15 de febrero de 1811 en la ciudad de San Juan llega al mundo Domingo Faustino Sarmiento, en el hogar de su padre José Clemente (militar y soñador) y su madre Paula (incansable tejedora), junto a sus hermanas Paula y Bienvenida (las mayores) y María del Rosario y Procesa (nacidas después que él, el único varón). En 1816, cuando en Tucumán sedeclara la Independencia, Sarmiento con apenas cinco años entra a la “Escuela de la Patria” recibiendo clases dictadas por dos maestros llegados a Buenos Aires: Ignacio y José Rodríguez. En 1825, Sarmiento y José de Oro fundan una escuela en San Francisco del Monte (San Luis), en la cual el joven entusiasta continua su aprendizaje y, además comienza a enseñar; pero en 1827 deberá regresar a San Juan,pues su padre Clemente, lo convoca porque debe ayudar a mantener a la familia ya que están atravesando una difícil situación. En 1831, Sarmiento con 20 años cumplidos, cruza a Chile con su padre, permanece en un pequeño pueblo de la zona para luego trasladarse a Santa Rosa de los Andes, en dónde se da a conocer como maestro y recibe un puesto en la escuela municipal. Entre 1839 y 1841, Sarmientotrabaja en los periódicos, entre ellos: “El Zonda”, “El Mercurio” y “El Nacional”. Entre 1845 y 1848 se producen dos acontecimientos: el primero, es la publicación de Facundo o Civilización y Barbarie (que causa sensación por su estilo, realismo y fuerza), y el segundo el inicio de su viaje a Europa, África y Estados Unidos (con la finalidad de estudiar los métodos de enseñanza). En 1868 Sarmiento eselecto presidente de la República para el periodo 1868-1874, inaugurando dos escuelas normales, 800 escuelas primarias, universidades, academias de ciencia, bibliotecas populares, museos, laboratorios, colegio militar, escuela naval, el Banco Hipotecario de la Provincia de Buenos Aires, Banco de Italia y Río de la Plata, y impulsa el primer Censo Nacional que da un total de 1.700.000 dehabitantes en toda la República. En 1884, Sarmiento impulsa la Educación gratuita, gradual, laica y obligatoria, como un derecho y no un privilegio. El 11 de septiembre de 1888 muere acompañado de su familia, su cuerpo se encuentra en Buenos Aires en el cementerio de la Recoleta. Entre sus obras escritas encontramos: Mi defensa (1843), Facundo o Civilización y Barbarie (1845), 1846 (Vida de Aldao), Métodogradual para enseñar a leer (1846), Viajes por Europa, África y América (1849), Educación Popular (1849), Argirópolis (1850), Recuerdos de la Provincia (1850), Campaña del Ejército Grande (1852), Comentario de la Constitución (1853), Memoria sobre la Educación Común (1856), Vida del Chacho Peñaloza (1865), Las escuelas base de la prosperidad (1866), Conflictos y armonías de las raza de América(1884), Vida de Dominguito (1886); y centenares de artículos periodísticos y su copiosa correspondencia con hombres de todo el mundo, también forman parte de su rico y abundante material escrito.
Este ensayo, pretende a partir de la obra “Educación Popular” de Sarmiento, llegar a mostrarnos como él se destaca por su pensamiento en la realidad social en la que se encuentra, como influye en la mismay en el sistema educativo, el cuál empieza a hacer un camino de construcción y formación. Por otra parte, contaremos también con aportes del libro “Agenda Educativa de nuestro tiempo” de Emilio Tenti Fanfani, que nos ayudara a ver las diferencias e innovaciones que se presentan actualmente en la realidad educativa.
Domingo Faustino Sarmiento puso siempre su mirada en primer plano a la figura...
tracking img