Segundo tratado de john locke

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1003 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los medios de comunicación titulan hoy como “Tercera Vía” la actuación de ciertos líderes políticos europeos. Con ello tratan de identificar, en el escenario público, los esfuerzos de Tony Blair, Gerhard Schröder, e incluso Massimo D’Alema, por definir un modelo distinto para el socialismo en Europa. Una nueva generación de socialdemócratas quiere distanciarse del paternalismo estatal sin renegarde valores como la solidaridad, la cohesión social y la integración de los débiles. Los cambios en la práctica política, y los consiguientes ensayos para adecuar la explicación racional a la realidad social, sitúan en primer plano de actualidad el pensamiento de autores como Alasdair MacIntyre y otros más o menos asociados a los planteamientos del comunitarismo. Considerada como alternativa alliberalismo, esta corriente presenta una vía intermedia entre el Estado y el individuo: la comunidad será, para este grupo de intelectuales, la fuente básica del poder social.

El último trabajo de Juan José García-Noblejas contempla, desde una óptica cercana a la doctrina comunitarista, la naturaleza de la comunicación pública en nuestras sociedades. Los medios de comunicación son entendidos, demodo metafórico, como “terceros lugares” de encuentro social, vitalmente alejados no sólo respecto de los órganos de gobierno y de la política, sino también de la economía y de las corporaciones empresariales.

El autor ofrece una alternativa a la concepción liberal del espacio público como ámbito de lo políticamente correcto. Según el liberalismo, los medios se plantean, no sin cierta malaconciencia, como meros “testigos neutrales” de lo que acontece, avalados por un falso pluralismo. Frente a esto, García-Noblejas entiende la comunicación pública como una instancia activa, comprometida en una representación fidedigna de la realidad, e invita al lector a pensar en las profesiones de la comunicación como actividades encaminadas a conseguir el bien común social. Con este fin, recupera elsignificado clásico del término conspiración para atender a la naturaleza genuina de los medios. Conspirar, en su acepción “positiva primaria implica respirar juntos : aunar, tener, compartir un mismo aliento. (…) Los medios de comunicación social han de conspirar con sus saberes, junto a la sociedad civil y sus poderes, en clave ciceroniana”, es decir, han de tener presente que, más acá de losintereses políticos y económicos, “hay un acuerdo público (…), en un asunto público y en concreto del máximo interés (…) para todos los ciudadanos”(p. 15).

La preocupación por definir los rasgos que caracterizan a los profesionales de la comunicación, acerca también la tesis del libro a otro orden de cambios, que acontece no ya en el ejercicio de la política sino en el terreno de la prácticacomunicativa, y que refleja modos de hacer comunicación distanciados de los intereses electorales y comerciales. Precisamente a esto responden los esfuerzos por dibujar los marcos teóricos de lo que, principalmente desde ámbitos académicos norteamericanos, se ha venido denominando como “periodismo cívico”.

Esta obra reúne cuatro ensayos. En los tres primeros, el autor analiza la situación actualde malestar de los medios de comunicación. El diagnóstico responde al de una sociedad en la que la fascinación por las nuevas tecnologías acentúa la importancia de dominar la técnica. No se advierte, a juicio del autor, que el aumento excesivo del consumo y de la creación de novedosos productos digitales es mera ilusión de ahorrar tiempo en el presente y, sin embargo, pérdida real de esta valiosadimensión de la vida humana que es el futuro (p. 34).

Esto último se debe a que el modo propiamente humano de controlar el tiempo no consiste tanto en la adquisición de técnicas, como en el incremento de hábitos o virtudes, habilidades personales y no sólo intelectuales, que agilizan el obrar para la consecución de valores comunes. En opinión de García-Noblejas, un exceso de confianza en la...
tracking img