Simon rodrigurez en la educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Simón Rodríguez: El proyecto de una educación socialCarlos Paladines *Universidad Técnica Particular de Loja Loja - Ecuador capaladines@utpl.edu.ve* Doctor en filosofía. Estudios de especialización en Historia de las Ideas.ResumenPocos proyectos educativos han resaltado tanto la profunda vinculación de la educación con lo social como el de Simón Rodríguez; de ahí que su concepción de la sociedadamericana, la misma que, a su criterio, se presentaba marcada por agudos conflictos sociales y dividida por un nuevo género de ‘dominadores’ y ‘dominados’ constituye la base de su proyecto educativo. Precisamente, en Consejos de Amigo, dados al Colegio de Latacunga, escritos a solicitud de Rafael Quevedo, Rector del Colegio de San Vicente de Latacunga - Ecuador, Rodríguez desarrollaexhaustivamente la tesis de que la tarea educativa debía ser una tarea eminentemente social que conciba la educación como una ‘educación pública’, una ‘educación popular’ y una ‘educación republicana’, orientada más a la gente del ‘campo’ que de la ciudad, con ‘unidades de experimentación y producción’, con ‘colonias de educación para adultos’, bajo una metodología de observación-reflexión-meditación(experimentación) que permita superar tanto al ‘sistema testamentario’ vigente, al ‘aprendizaje memorístico’ gracias a un ‘aprendizaje comprensivo’ como a las limitaciones propias del sistema ‘lancasteriano’ de enseñanza de las primeras letras. Rodríguez, por lo anotado, fue uno de los pocos fundadores de nuestras repúblicas que entendieron que se había desatado un nuevo conflicto de carácter eminentementesocial más que político, pues había aparecido un nuevo sujeto histórico, inesperado, excluido de los servicios básicos y de la propiedad, e indeseable para muchos: las nuevas masas oprimidas, “hartas de verse maltratar a nombre de Dios, del Rey o de la Patria”.Palabras clave: Simón Rodríguez, sistema testamentario, educación social, colonias de educación para adultos1. Las demandas socialesPocosproyectos educativos han resaltado tanto la profunda vinculación de la educación con lo social como el de Simón Rodríguez; de ahí que comprender este modelo suponga examinar previamente su concepción de la sociedad americana, la misma que, a su criterio, se presentaba marcada por agudos conflictos sociales y dividida por un nuevo género de dominadores y dominados.A partir de las guerras de laIndependencia, si bien emergió una clase criolla que luego de liquidar a la aristocracia peninsular heredó su poder, esas mismas guerras también permitieron que surgieran otros grupos, ‘carne de cañón’, en las gestas libertarias, que cada vez presentaban mayor resistencia a “trabajar siempre, para satisfacer escasamente sus pocas necesidades y con exceso las muchas de sus amos”. En el análisis de lasSociedades Americanas, Rodríguez decía; “Églogas, Idilios, Villancetes, para las bibliotecas de los señores. Crasísima ignorancia, hambre y grosería en las chozas de los siervos”. “No hay una providencia que nos haya dividido en amos y esclavos”.1Simón Rodríguez, 1771–1854, nació en Caracas y se inició como profesor de escuela de primeras letras, de 1791 a 1795. Su primer escrito sobre educaciónconcentró la atención en el diagnóstico pormenorizado de la educación en Caracas y en la formulación de proposiciones para su transformación: “Reflexiones sobre los defectos que vician la Escuela de Primeras Letras de Caracas y medio de lograr su reforma por un nuevo establecimiento”, 1794. A partir de 1797 viajó a Europa, en donde ejerció de tutor y maestro de Simón Bolívar. De regreso a América,en 1823, inició un largo peregrinaje por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. Falleció en Amotope, Perú.2Pero, lo importante de los textos de Rodríguez es que, a más de la descripción de una situación objetiva, toma en cuenta el despertar de la conciencia de las masas oprimidas: “Entre los abandonados a su suerte, ha habido muchos que han conocido la injusticia de los potentados y poderosos;...
tracking img