Sistemas educativos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2529 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. sistemas educativos
Los sistemas educativos no han tenido, ni tienen, ni deben tener falta de intencionalidad. Desde la «educación de príncipes» hasta la escuela universal y gratuita siempre ha habido una intencionalidad en el hecho educativo. Únicamente la mera instrucción, es decir, la trasmisión de conocimientos, puede ser neutra.
No hay por qué escandalizarse de que esto sea así. Sinembargo, si consideramos el tipo de educación que se da en los regímenes dictatoriales o totalitarios, podríamos poner el grito en el cielo por la manipulación que desde el poder se hace, introduciendo en la conciencia de los ciudadanos y de los futuros ciudadanos ideas y valores que favorecen el completo sometimiento de éstos a los intereses de quienes gobiernan.
En los regímenes democráticos esperfectamente aceptable que los sistemas educativos tengan una intencionalidad, porque en ellos se dan las circunstancias adecuadas para que esta no resulte nociva para nadie. Las democracias se sustentan en la posibilidad de mantener opiniones y creencias diversas, en la convivencia, el diálogo y la tolerancia, y trasmitir estos valores a través de los sistemas educativos no conculca la libertad delos individuos ni de la sociedad en su conjunto, sino que, por el contrario, la favorecen.
Educar para la democracia es una forma bastante eficaz de educar también para la paz.
Pero antes de esbozar los condicionantes que debe tener una educación para la democracia es conveniente reconsiderar qué se debe entender por democracia.
2. Palabras gastadas
José Figueres, que fue Presidente de CostaRica, durante su exilio precedente en México al principio de los años cuarenta escribió un ensayo sobre su ideario político bajo el título de «Palabras gastadas», expresión con la que calificaba a estas tres palabras: democracia, socialismo y libertad.
Hoy día parece que esto sigue vigente, sobre todo con la palabra democracia. Con tanto usarla, y usarla mal, parece que se está desgastando. Aalgunos políticos se les llena la boca cuando dicen aquello de «nosotros, los demócratas» como si tuvieran la exclusiva sobre el resto de sus conciudadanos.
Pero la verdad es que el concepto «democracia» resulta un tanto vago y poco definido para muchas personas: democracia no es sólo una doctrina política «favorable a la intervención del pueblo en el gobierno», porque esto limitaría al hecho deelegir a sus gobernantes cada cuatro o cinco años la facultad de los ciudadanos de intervenir en el gobierno. El solo hecho de la posibilidad de ejercer el derecho al voto no convierte a un país más que en una democracia «de papel», es decir, en una democracia únicamente formal.
Democracia es también que el ciudadano que vota se sienta representado por quien ha elegido, y que los políticos, a suvez, entiendan que están representando a sus electores y no tienen un puesto en el parlamento o en el gobierno de la nación o de la circunscripción de que se trate para usarlo en su provecho personal o en el de su grupo o partido.
Democracia es que todos los ciudadanos no sólo puedan ser iguales ante la ley sino que sean, asimismo, iguales en cuanto a derechos y oportunidades en la cobertura de susnecesidades en salud, vivienda, educación y trabajo, que puedan libremente sentirse partícipes de la sociedad en la que viven y, al mismo tiempo, que disfruten de una transparencia informativa acerca de cuanto ocurre en su país.
Democracia es igualmente que los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial, tengan la necesaria independencia y que funcionen con normalidad; que las institucionesde la nación y las administraciones públicas sean eficaces y útiles para los ciudadanos; que la iniciativa privada pueda desarrollarse sin cortapisas y dentro de cauces legítimos; que no se facilite la actividad de poderes fácticos que corrompan y manipulen a la sociedad; que se entienda por todos, en fin, cuáles son los límites de esa otra palabra gastada: libertad.
Hay que entender que la...
tracking img