Social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2309 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trágico a la fuerza: de la vida veraniega
(Traguic ponevole)
Anton Pavlovich Chejov
Juguete cómico en un acto
(1889)
Traducción de E. Podgursky

PERSONAJES
IVÁN IVANOVICH TOLKACHOV | Padre de familia. |
ALEKSEI ALEKSEEVICH MURASCHKIN | Su amigo. |

La acción tiene lugar en Petersburgo y en el piso habitado por MURASCHIN

Acto único

Despacho de MURASCHKIN. Muebles mullidos. Antela mesa de escritorio está sentado MURASCHKIN cuando entra TOLKACHOV cargado con los siguientes objetos: un globo de cristal de lámpara, una bicicleta de niño, tres sombrereras, un gran envoltorio conteniendo vestidos, un paquete con botellas de cerveza y varios bultitos más. Después de pasear una mirada aturdida a su alrededor, se deja caer sin fuerzas sobre el sofá.

     MURASCHKIN.-Buenosdías, Iván Ivanich. Me alegra mucho verte. ¿De dónde vienes?
     TOLKACHOV.-(Respirando fatigosamente.) ¡Querido!... ¡Tengo que pedirte un favor!... ¡Te lo suplico!... ¡Préstame hasta mañana una pistola!... ¡Sé un buen amigo!...
     MURASCHKIN.-¿Para qué quieres la pistola?
     TOLKACHOV.-La necesito... ¡Ay, Dios mío!... ¡Dame agua!... ¡Pronto! ¡La necesito!... Esta noche tendré queatravesar el bosque en plena oscuridad y..., por si acaso... ¡Préstamela! ¡Hazme el favor!
     MURASCHKIN.-Me parece que estás mintiendo, Iván Ivanich... ¡Qué diablos de bosque oscuro!... Seguramente andas planeando alguna cosa. Veo por tu cara que tramas algo malo... Pero ¿qué te pasa?... ¿No te encuentras bien?
     TOLKACHOV.-Espera... Déjame respirar un poco... ¡Ay, Dios mío!... ¡Estoy cansadocomo un perro!... ¡Tengo la sensación en todo el cuerpo y en la calamocha de que han hecho conmigo un «schaschiik» (1)!... ¡No puedo aguantar más! ¡Sé mi amigo y no me preguntes! ¡No busques detalles! ¡Dame la pistola! ¡Te lo suplico!
     MURASCHKIN.-Bueno, bueno... ¡Qué pusilanimidad la tuya, Iván Ivanich!... ¡Todo un padre de familia! ¡Un consejero civil!... ¿No te da vergüenza?     TOLKACHOV.-¡Qué padre de familia! ¡Lo que soy es un mártir! ¡Un animal de carga, un negro, un esclavo!... ¡Un canalla que todavía espera algo y no se va al otro mundo!... ¡Soy un trapo, un tonto, un idiota!... ¿Para qué vivo? ¿Para qué?... (Se levanta de un salto.) ¡Dime, por favor, para qué vivo!... ¿Por qué esta sucesión ininterrumpida de sufrimientos físicos y morales?... ¡Comprendo ser mártir de unaidea..., eso sí..., pero serlo sabe el diablo de qué..., de faldas femeninas, de globos de lámpara... no! ¡Gracias!... ¡No, no y no!... ¡Basta!
     MURASCHKIN.-No grites así. Pueden oírte los vecinos.
     TOLKACHOV.-¡Pues que me oigan! ¡Me es igual! ¿No me das la pistola?... ¡Otro me la dará! ¡No seguiré vivo! ¡Está decidido!
     MURASCHKIN.-Espera... Me has arrancado el botón. Habla con sangrefría... ¡No comprendo por qué tu vida es tan imposible!
     TOLKACHOV.-¿Por qué?... ¿Me preguntas por qué?... ¡Pues voy a decírtelo! ¡Ya verás! ¡Te lo contaré todo, y quizá me sienta más aliviado!... ¡Sentémonos! ¡Escucha!... ¡Ay, Dios mío!... ¡Qué jadeante estoy!... ¡Tomemos el día de hoy como ejemplo! ¡Tomémoslo!... Como tú sabes, desde las diez hasta las cuatro trabajo en la oficina... Allíhace calor, hay una atmósfera sofocante, moscas y, en fin... un caos como no puedes, hermano, imaginarte... El secretario está de vacaciones, Jrapov se fue para casarse, y a los chupatintas les traen locos las casas veraniegas, los amores y las funciones de aficionados. Todos están faltos de sueño, cansados, bebidos, y no sirven para nada... El puesto del secretario lo ocupa ahora un sujeto sordodel oído izquierdo, y enamorado. Los solicitantes parecen atontados y, sin que se sepa por qué, meten prisa, se enfadan y amenazan. El barullo es, por tanto, tal, que poco le falta a uno para pedir socorro a gritos. ¡Hay un jaleo..., un alboroto! Añade a esto un trabajo de infierno, y siempre lo mismo.... siempre lo mismo: petición de informes..., contestación... ¡Monótono como un mar poco...
tracking img