Sociales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4272 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA VIOLENCIA, UNA REALIDAD COTIDIANA
Arturo  Alape
 
El periodo de 1947-1957, conocido genéricamente como “la violencia”, no puede tomarse como un breve interregno en el que se rompieron las marcos jurídicos del país y por causas desconocidas, este se precipito a una guerra civil no declarada, a la que siguió el restablecimiento de la paz, gracias al proceso de “educación generacional” que propiciara el Frente nacional, acuerdo de olvido y perdón histórico, especie de amnistía dada por mutuo interés entre los dos partidos.
 
Esta interpretación, la de que el periodo 47-57 fue excepcional, por las pasiones políticas desbordadas, viene ocultando una historia diferente, la de un país cuya clase dominante lo ha mantenido sumido en una violencia secular. La visión simplista de que lasumatoria de los “odios heredados” fue la responsable del desangre, oculta la otra realidad, la que expresa históricamente que la violencia ha sido consustancial a las costumbres políticas desde los orígenes mismos de la etapa republicana de nuestra historia.
 
Para efecto bástenos un rápido recuento que demostrará ampliamente la proclividad de nuestras clases dirigentes  de solucionar  a la fuerzacualquier tipo de situación. Seguramente la circunstancia histórica de haber tenido que romper el coloniaje español en una guerra de más de 10 años, predeterminó esa facilidad hacia la utilización de la violencia. La generación colombiana que hizo la guerra de independencia, con el concurso de un buen número de soldados que las guerras napoleónicas arrojaron sobre América, empotrada en el poder desdeentonces, continuó de manera persistente, a lo largo del siglo XIX, esa practica como medio de gobierno de oposición. Este había sido el aprendizaje. No había posibilidad de soluciones intermedias. Por ello, nada mas pernicioso en la escritura y en la enseñanza de la historia nacional que afirmar que hemos sido un país “de instituciones”, “tierra estéril para las dictaduras” y argumentos parecidoscon que se ha falseado toda interpretación de nuestro pasado. No hemos sido país de mansas palomas.
 
La republica, salida del monopolio comercial español y devastada por la guerra nació en la ruina y esa situación, agravada con la desigualdad en que nos colocaba la división internacional del trabajo, produjo un estado caracterizado por  lo exiguo de sus rentas públicas. Desde el comienzo fueclaro que el Estado “no daba para tantos” y que su control por algunos debía mantenerse, perderse o ganarse con los últimos métodos conocidos hasta entonces, por una clase dirigente que había salido de la guerra: la guerra misma.
 
Es preciso recordar que no habían pasado muchos días desde el  grito de independencia de 1810, cuando ya los notables criollos se lanzaban a una larga guerra civil porocupar el poder que creían suyo definitivamente, guerra que tomo el disfraz de sofisticados argumentos, de federalistas contra centralistas o de los epítetos con que siempre se procuró infamar al enemigo, de pateadores y carracos,  que solo culminó en los patíbulos españoles del año 16, como resultado evidente de la miopía de los prohombres de la primera republica.
 
Un poco más adelante, al regresarlos ejércitos colombianos del Perú y Bolivia en 1826, se clarificó lo estrecho del ámbito estatal nacional y el conflicto estalló para no apagarse durante todo el siglo. En el año 28 se adelantaban Obando y López en el cauca, en el 29 lo hace Córdoba en Antioquia, en el 30 tras revueltas y revueltas, las oligarquía ecuatoriana y venezolana, disuelven la gran Colombia, no sin antes asesinar aSucre y dar un golpe de estado seguido de una guerra civil en Colombia, que termina mal para los alzados, como en el caso de Urdaneta.
 
En el año 32 lo bolivarianos, ya sin jefe, intentan un golpe de Estado. En 1839 el país vuelve a la guerra. Las diminutas castas regionales deciden repartirse el país y los “supremos”. Generales liberales van al campo de batalla a convertir en supuestas repúblicas...
tracking img