Son o no son impostergables las reformas a la ley electoral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nueva época, Año 3, No.

32

Guatemala, marzo de 2004

¿Son o no impostergables las reformas a la Ley Electoral?

©

Hugo de León

Presentación
a aprobación de una nueva legislación política y electoral es un tema que viene discutiéndose en Guatemala desde hace varios años. La Ley Electoral y de Partidos Políticos, Decreto 1-85 de la Asamblea Nacional Constituyente, fue emitida endiciembre de 1985 y cobró vigencia hasta el año siguiente, en 1986. Sufrió una modificación en 1987. A partir de aquella reforma han transcurrido 17 años, se han realizado cuatro elecciones generales, se firmaron los Acuerdos de Paz y

L

los partidos políticos han iniciado un lento, azaroso y no siempre continuado proceso de transformación. Dentro de este contexto, la legislación política yelectoral se ha quedado a la zaga y, lejos de favorecer los cambios del sistema de partidos políticos, los obstaculiza. Uno de los principales puntos que la nueva legislación debe considerar, es la separación temática y funcional entre la regulación de los proceso electorales, por una parte, y la normativa de las organizaciones

políticas por la otra. Aspectos como el documento único de identidadpara ejercer el sufragio y sustituir a la desprestigiada cédula de vecindad, el obsoleto padrón electoral, la práctica de encuestas electorales durante las campañas, así como la proliferación de mesas receptoras de votos en los centros poblados de más de 500 empadronados y sus riesgos, son algunos de los más urgentes que corresponderían al primer componente de esta nueva legislación. Lademocratización interna de los partidos políticos, así como el financiamiento y la fiscalización de tales organizaciones entre otros temas, pertenecen al segundo componente. A raíz de los Acuerdos de Paz, cobró conciencia la necesidad de reformar la legislación

política y electoral, y quedó expreso el compromiso de realizarla. Las elecciones generales de 2003 y, sobre todo, la campaña electoral, con elcaudal de temores e incertidumbres sobre un posible fraude que la acompañaron, así como las deficiencias en el momento mismo de las votaciones (el exceso de electores en muchas mesas receptoras de votos durante la primera vuelta), pusieron de manifiesto más que nunca la necesidad de tal reforma. La disyuntiva no es entonces si debe o no reformarse la ley, sino si se aprueba el texto que seencuentra en el Congreso de la República y que fuera elaborado por la legislatura anterior, o si se establece un compás de espera para su revisión e incorporación de otras enmiendas, que

se estiman indispensables para la modernización del sistema de partidos políticos en Guatemala y que no han sido expresamente consideradas en el proyecto en discusión. Dentro de la tradición académica deFLACSO-Guatemala de ofrecer un espacio para la discusión de temas relevantes, este diálogo ofrece dos versiones sobre el tema de la legislación política y electoral: el artículo del licenciado y maestro Ronaldo Porta España, ex diputado al Congreso de la República y ex presidente alterno del Parlamento Latinoamericano, actualmente miembro del Foro Permanente de Partidos Políticos, y el punto de vista del Msc.Pavel Centeno, economista, experto en finanzas e investigador político.

Urgencia de la reforma electoral en Guatemala
RONALDO PORTA ESPAÑA*

tocolmo, Suecia, el 7 de diciembre de 1996, ya se reconoce la necesidad de realizar una reforma electoral en Guatemala, lo que así queda plasmado en los Acuerdos de Paz suscritos el 29 de diciembre de 1996. Desde entonces, es decir desde hace mas desiete años, los sectores involucrados en la actividad cívico-política del país, aceptan y pregonan a toda voz la urgencia de tal reforma, sin que a la fecha ésta se haya realizado, a pesar de los serios esfuerzos hechos en tal sentido. En efecto, atendiendo la solicitud que se le hiciera en el Acuerdo suscrito en Estocolmo, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), mediante Acuerdo No. 16-97 de fecha 19...
tracking img