Suicidio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1291 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 17 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cómo criar a un adolescente suicida

El psicólogo Miguel de Zubiría dedicó buena parte de su vida al trabajo con niños de inteligencia superior, esto es, con coeficientes intelectuales tan altos que la gente les denomina 'superdotados' o 'genios'.

El primer viraje en la ruta investigadora de De Zubiría, quien acaba de publicar 'Cómo prevenir la soledad, la depresión y el suicidio en niños yjóvenes', un manual surgido del hecho de asomarse a un abismo muy profundo, un precipicio que arroja datos como este: en 2006, en Colombia se suicidaron un promedio mensual de 12 jóvenes entre los 15 y los 17 años de edad. No habla muy bien de una sociedad un índice tan elevado de suicidios.

Es cierto. No se trata simplemente de un problema psicológico circunscrito a las familias. Tiene quehaber ocurrido algo, especialmente en los últimos 50 años, para que este tipo de epidemia que abarca la soledad, la depresión, los intentos de suicidio y los suicidios, estén subiendo con tanta fuerza. Es una sociopatología, un trastorno asociado con cambios en la sociedad y no en los individuos.

¿La sociedad está incapacitada para suplir las necesidades afectivas de los jóvenes? En el entendidode que ellos son el futuro, estaríamos haciendo muy poco por ese futuro.

Creo que sí, pero es una respuesta más pesimista que cualquiera otra porque no veo ninguna salida a mediano plazo. Uno de los asuntos más problemáticos es que la mayor parte de los papás optaron por ser muy afectuosos con sus hijos, porque ante todas estas tragedias decidieron ser buenos amigos de los hijos, cariñosos,amorosos, y darles en el hogar un ambiente lo más afectuoso posible.

Y curiosamente, estamos descubriendo que ese tipo de ambiente es el más propicio para el suicidio. Es un punto de investigación que me tiene realmente consternado porque un número muy grande de muchachos con intentos de suicidio, o con pensamientos suicidas, viven en ambientes supremamente favorables.

Entonces... ¿Cómo explicarque unos padres amorosos sean promotores del suicidio? Simplemente porque la vida no es así, porque la vida escolar, la universitaria, la laboral, están regidas por lógicas que no son las del afecto. Entonces un niño criado en condiciones muy benevolentes es un niño que se vuelve frágil, delicado, que no ha sufrido y que de un momento para otro comienza a acumular sufrimientos, desengaños yenvidias... hasta que se rompe.

¿Y qué respecto al consumismo, a la cultura de comprar y tener? ¿Qué tanto puede estar incidiendo en el fenómeno?

Ese es otro factor definitivo. El problema es que entre uno más quiere más se decepciona. No es que entre uno más quiere más quiere, sino que más se decepciona. El consumo produce una saturación muy rápida. Si tengo la mejor grabadora, ¿para qué otragrabadora? Si me tomé el mejor yogur del mundo, ¿para qué más yogur?

Se está deteriorando algo que técnicamente se denomina 'el circuito de la expectativa'. Estamos formando una generación cuyas expectativas son muy pobres, precisamente porque están saturados de cantidades de objetos, de cosas, de bienes y su cerebro llega a un punto en que ya no quiere más y entonces surge la apatía, elsinsentido de la vida.

¿Sinsentido es igual a depresión? ¿Será muy aventurado afirmar eso?

La depresión es como un 'sin sentirme', un malestar conmigo mismo, con lo que hago, con la vida, con mis escenarios, que muy rápido conduce a las preguntas '¿y qué', '¿para qué estoy yo aquí?'. Ese tipo de pregunta existencialista conduce a su vez al sinsentido, que es la fase última, la más conectada con elsuicidio, el umbral del mismo, el punto del no retorno.

¿Y si la permisividad está arruinando la vida y el futuro de los muchachos, cómo puede revertirse la tendencia? ¿Existe punto medio, fiel de la balanza?

Esto va a sonar muy raro, pero el punto medio eran nuestros abuelos y bisabuelos, los que hoy nos parecen autoritarios, serían el punto medio aristotélico. O sea el cocotazo y el beso...
tracking img