Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6693 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NOMBRE: CORTES MAYA RUBEN ALBERTO

GRADO: TERCERO DE SECUNDARIA

GRUPO: 301

MATERIA: ESPAÑOL

TEMA: MITOS Y LEYENDAS

1-.La llorona
2-.La calle de la mujer herrada
3-.El callejón de la Condesa
4-.La calle de Chavarría
5-.Cómo ahorcaron a un difunto
6-.La confesión de una muerta
7-.Las campanas de la Basílica
8-.El fantasma de la monja
9-. La niñaatropellada de Eugenia y Gabriel Mancera

A través del tiempo los mitos y leyendas de México se han transmitido de generación en generación...
Por qué interesarnos hoy en la mitología? Más allá de lo literario, lo estético o incluso, su aspecto lúdico, la mitología es una herramienta simbólica, un atributo universal sin fecha de vencimiento.
Así pues, muchas historias mitológicas pueden ser uninteresante punto de partida para abordar temáticas como la educación en valores, el autoconocimiento o las relaciones sociales, porque pueden promover climas de reflexión en los ámbitos más diversos.
Mientras que la leyenda es una narración tradicional basada en sucesos reales que fueron transformados por la fantasía popular, el mito consiste en un relato tradicional sobre los dioses o los héroes, de laantigüedad, que tienen carácter ritual.
Muchos de los mitos pertenecen a dioses de las civilizaciones griega y romana antiguas, así como también de otras culturas, como de la Europa occidental, o de las civilizaciones indígenas, muy cercanas a algunas leyendas, con personajes sobrenaturales, dioses y semidioses, cuyos orígenes se pierden en las brumas del tiempo.
El mito y la leyenda subsistenasí, a través de sus diferentes máscaras, como una ventana hacia lo simbólico, una suerte de puente necesario que conecta razón e intuición.
Símbolos y leyendas; héroes y dioses, configuran universos en la quebrada frontera en la que se confunde lo sagrado y lo profano, emanando la misteriosa energía de los que imaginaron y aún los siguen soñando.
Por todo el planeta rebotan ecos de los ejemplaresmitológicos más allá del espacio y del tiempo. Intentaremos recorrer en estas páginas las diversas miradas que despiertan éstos relatos ancestrales, cuya vigencia sobrevive aún hoy, transformada y enriquecida, desafiando incluso al acelerado intercambio entre culturas antes distantes y remotas.
 



Los cuatros sacerdotes aguardaban expectantes.
Sus ojillos vivaces iban del cielo estrellado endonde señoreaba la gran luna blanca, al espejo argentino del lago de Texcoco, en donde las bandadas de patos silenciosos bajaban en busca de los gordos ajolotes.
Después confrontaban el movimiento de las constelaciones estelares para determinar la hora, con sus profundos conocimientos de la astronomía.
De pronto estalló el grito....
Era un alarido lastimoso, hiriente, sobrecogedor. Un sonido agudocomo escapado de la garganta de una mujer en agonía. El grito se fue extendiendo sobre el agua, rebotando contra los montes y enroscándose en las alfardas y en los taludes de los templos, rebotó en el Gran Teocali dedicado al Dios Huitzilopochtli, que comenzara a construir Tizoc en 1481 para terminarlo Ahuizotl en 1502 si las crónicas antiguas han sido bien interpretadas y parecio quedar flotandoen el maravilloso palacio del entonces Emperador Moctezuma Xocoyótzin.
-- Es Cihuacoatl! -- exclamó el más viejo de los cuatro sacerdotes que aguardaban el portento.
-- La Diosa ha salido de las aguas y bajado de la montaña para prevenirnos nuevamente --, agregó el otro interrogador de las estrellas y la noche.
Subieron al lugar más alto del templo y pudieron ver hacia el oriente una figurablanca, con el pelo peinado de tal modo que parecía llevar en la frente dos pequeños cornezuelos, arrastrando o flotando una cauda de tela tan vaporosa que jugueteaba con el fresco de la noche plenilunar.
Cuando se hubo opacado el grito y sus ecos se perdieron a lo lejos, por el rumbo del señorío de Texcocan todo quedó en silencio, sombras ominosas huyeron hacías las aguas hasta que el pavor fue...
tracking img