Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1673 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El transporte urbano público en Puebla. El
porfiriato
Gloria Tirado Villegas
1
Introducción
El estudio del transporte es un tema de actualidad. El crecimiento de las ciudades
y el servicio del transporte presentan problemas históricamente recurrentes. Tal
es el caso del aumento sin orden de la mancha urbana y la mayor demanda de
servicios, cuya falta de planeación por parte delos ayuntamientos coadyuva al
crecimiento poblacional desordenado.
El fenómeno antes descrito si bien no se presentó con la misma intensidad
de ahora, también se percibió durante el porfiriato. La transformación de la
ciudad de Puebla durante las dos últimas décadas del siglo pasado fue
significativa. Dos líneas de tranvías, llamadas Ferrocarriles Urbanos de Puebla
y FerrocarrilIndustrial de Puebla, enlazaron diferentes puntos de la ciudad, y
formaron parte de los servicios modernos que se requerían para transformarla en
una ciudad moderna y bien comunicada.
Así pues, en este artículo presentaré tres aspectos que me interesa destacar:
primero, el desarrollo de las líneas de los tranvías, los tipos de servicio que dieron
y los puntos que tocaron; segundo, el impacto deltransporte en la transformación
del perfil urbano; y, por último, los efectos económicos y sociales que causó este
tipo de transporte urbano.
2
Abordaré los tres aspectos en dos apartados.
––––––––––––––
1
Investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades-BUAP.
2
Sobre este tema la autora ha presentado dos avances: “La Compañía de Tranvías, Luz y
Fuerza de Puebla,S.A., 1880-1906”, en Carlos Contreras (compilador), Espacio y perfiles, historia
regional mexicana del siglo XIX. vol. 1. CIHS-ICUAP-COMECSO y H. Ayuntamiento de Puebla, 1989,
pp. 57-69, y “Puebla en el porfiriato. Los tranvías, el transporte moderno”, Enlaces, revista de
Ciencias Sociales y Humanidades, UAP, Puebla, julio-septiembre de 1994, pp. 10-15. Clío, 2002, Nueva Época, vol. 1,núm. 26
48
Una visión general. De la inauguración del primer tranvía,
de 1881 a 1906
Al despuntar el año ochenta del siglo XIX en la ciudad angélica se iniciaba, como
en muchas otras, la paz porfiriana. Aun cuando en los primeros cuatro años se
presentaron algunos problemas políticos, sólo alcanzaron cierta intensidad en
algunas poblaciones del estado de Puebla, sin repercutir en lasiniciativas que el
Ayuntamiento llevaba a cabo. Por el contrario, desde fuera se percibían las
condiciones necesarias para invertir en diferentes servicios y con ello beneficiar a
la industria, que entraba también en auge. Las obras públicas realizadas durante
la octava y novena década se llevaron a cabo sin tropiezos.
En lo que se refiere al transporte urbano, los coches de sitio existíandesde
mediados de siglo, aunque no eran muchos ni estaban en las mejores
condiciones. Era común también ver circular las carretas y los carruajes por el
centro de la Angelópolis, y el uso de las diligencias, carruajes y guayines para
largas distancias se hacía aun cuando el Ferrocarril Mexicano daba servicio
desde 1869; además, estaban por concluirse los ferrocarriles Izúcar deMatamoros y San Martín Texmelucan, de vía angosta y tracción animal.
En 1879, Leonardo Fortuño solicitó al Ayuntamiento de la ciudad de
Puebla y a la Secretaría de Fomento la concesión para establecer un ferrocarril
urbano. La aceptación se emitió el 16 de septiembre del mismo año y Fortuño y
Compañía procedieron a realizar los primeros trabajos. En un lapso de año y
medio –el 5 de mayo de 1881–lograron inaugurar el servicio del Ferrocarril
Urbano. El trayecto inicial fue del Señor de los Trabajos (frente a la Estación del
Mexicano) a la Aduana (hoy 2 oriente 400); la línea se llamaría Estaciones.
3
El
24 de octubre del mismo año se estrenaba otra línea, entre la plaza principal (hoy
Zócalo) y el Cementerio de Agua Azul. Así pues, 46 vagones iniciaron su
servicio con los...
tracking img