Temere por mis lagrimas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2588 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEMERE POR MIS LAGRIMAS AL FINAL DE ESTAS LINEAS…

Palabras de Alfonso Hamburger, en el marco de la quinta fiesta del pensamiento. Club de Leones de San Jacinto, 8 de enero de 2011.

Estos no sentimientos míos. Son sentimientos de Manuel Ramón Fernández. El me lo conto todo bajo el regusto de una parranda interminable, al final de la cual yo estaba casi llorando. Ramón, que cantarancheras, empuja el carro cuando se vara, abre los portillos y sirve el trago, se tomaba el suyo al arrancar y despues al terminar, pero yo estaba más embriagado que él con su relato puntual. Tan puntual como puntal en arena seca.

Todo comienza con los magníficos resultados académicos que la alumna Virginia Narcisa Fernández alcanzó en el colegio de la seño Nata, al terminar su quinto de primaria (elemental). Según los datos que Don Dimas Solano, jefe del partido conservador, llevó aquella mañana a Alberto Fernández, su hija, con Elsa Anillo y Lilia Ramírez, habían ocupado los tres mejores puntajes compulsados a la secretaria de educación, a Bogotá.

Albertico Fernández, pese a ser un campesino humilde, que se dedicaba a recorrer el mundo en burro, como conservador mantenía las mejoresrelaciones con los Solano, líderes del partido azul en San Jacinto.

Por su magnificas calificaciones como ex alumna de la Seño Nata, Virginia Narcisa había sido postulada para ocupar una plaza vacante de maestra rural en el corregimiento de Bajo Grande, un pueblo perdido en un trupillar, paso obligado para quienes debían utilizar el Rio Magdalena en sus viajes a Bogotá y el resto del mundo.Félix Alberto Fernández Díaz y María Teresa Vásquez Castellar, no dudaron un instante en aceptar el ofrecimiento del amigo Dimas, quien además era el padrino de Manuel Ramón, fuente primaria de estos sentimientos hechos crónica.

Paradójicamente, el primer problema no fue las malas conexiones de San Jacinto con sus corregimientos, sino el cruce por Las Palmas. Bajo Grande y Las Palmas siemprevivieron en rivalidad, como la de Barranquilla con Cartagena. Albertico Fernández temía ser objeto de burlas al pasar por Las Palmas en su burro, único vehículo para llevar a su hija a Bajo Grande. Para pasar con tranquilidad por Las Palmas, sin que fueran objetos de silbidos por la chusma aquella, tuvo que recurrir a Don Dimas Solano, so pena de una sanción ejemplar. Parece que por estaschuleadas hubo hasta presos.

La suerte empezó a cambiar para la familia Fernández Vásquez con este nombramiento, porque Virginia fue hospedada en casa de Don Miguel Herrera, abuelo del Joven Nelson Hamburger Herrera, un mono bien guapo y poco letrado, pero trabajador y honesto. Miguel Herrera había sido hasta entonces el hombre más respetado de Bajo Grande. Tenía la casa más distinguida y habíasido su fundador.

Para el segundo viaje de Viña a Bajo Grande ya el estatus les había cambiado. Viña atravesó las palmas montada en un hermoso pollino, que había aperado con silla y pellón de lujo su tío Joche Fernández, en la calle Ahoga Sapos. El animal fue fotografiado y vendido para padrote y llevado a la feria del 20 de enero en Sincelejo. Viña no sólo había atravesado Las Palmas en el mejoranimal de la región, sino resguardando su honor de la burla de los palmeros con la mano justa de Don Dimas, quien había puesto a los burlones a buen recaudo.

(ALBERTO Y TERA)
 
 
Nunca he visto temperamentos tan disímiles, pero con un acople tan perfecta. Albertico se tragaba el mundo con zancadas rápidas, saludo alegre y hablado fuerte. Descubrió al gritón del otro mundo, el mismo seconvirtió en un aparato para ahuyentar a los mirones en noche de tigres y poder amancebar a una mujer amada; escapó a la picadura de tres culebras venenosas .Fiel a su adicción por el licor lo último que hizo, antes de morir de una ceguera que lo amarró a una hamaca, fue tomarse un trago de ron.  Era un día antes de las elecciones y difícil no fue para Manuel Ramón encontrar una botella.  Se tomó un...
tracking img