Teoria general keynes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5440 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SETENTA AÑOS DE LA TEORÍA GENERAL DE KEYNES. UNA REVISIÓN CRÍTICA

Fernando Méndez Ibisate

SETENTA AÑOS DE LA TEORÍA GENERAL DE KEYNES. UNA REVISIÓN CRÍTICA∗ Fernando Méndez Ibisate 1. Introducción. Hace setenta años, en febrero de 1936, veía la luz una de las obras que mayor relevancia e influencia han tenido en la formación académica y las ideas económicas de nuestro tiempo: La teoríageneral de la ocupación, el interés y el dinero, de John Maynard Keynes. A pesar de que en estos años sus principios han sido unos refutados y otros superados y de que la ciencia económica ha experimentado nuevos avances y un notable progreso en la forma de enfocar los problemas que afronta, se considera a Keynes, tal vez con bastante razón y justicia, como el economista más influyente del siglo XX,tanto en el campo teórico como de sus aplicaciones prácticas. Aunque no nos detendremos en su biografía, por otra parte profusamente tratada por Robert Skidelsky, es preciso destacar, para entender la Teoría General (TG), la visión elitista del mundo y del gobierno que tenía Keynes y que desarrolló en uno de los colegios más prestigiosos de Gran Bretaña: Eton. Allí Keynes manifiesta su agudainteligencia, destacable a lo largo de su vida y su carrera profesional, así como su capacidad de liderazgo; pero también su arrogancia. Cuando pocos años después se une al grupo de “los apóstoles”, en el King’s College de Cambridge, emergerá la concepción ilustrada y soberbia con que sus miembros contemplaban el mundo y la moral. “Los apóstoles”, que reivindicaban la amistad y la belleza y rechazabanla política y la guerra, negaban la validez de normas, costumbres y tradiciones para imponer una moral y reclamaban el derecho a fijar ellos mismos su propia ética. En su juventud y madurez formó Keynes parte del “grupo de Bloomsbury”, integrado por varios “apóstoles” y conocido por su rechazo de los principios y moral victorianos, su pacifismo, su desprecio hacia el dinero y la riqueza (aunquevarias actividades y algunos miembros del grupo fueron financiados por Keynes) así como por su aversión hacia los modos de vida convencionales. Sus integrantes se consideraban unos elegidos que, con la persuasión y el ejemplo, predicaban los nuevos valores y despreciaban al resto de la gente a la que consideraban vulgar, simple e ignorante. Se entiende, así, que la TG honre y ensalce el conocimientoy la mayor información de la clase gobernante (políticos y burócratas), a quien Keynes consideraba privilegiada para tomar decisiones correctas, en contraste con la capacidad, conocimiento e
Agradezco los comentarios de los especialistas asistentes al Seminario «Lucas Beltrán», celebrado el 18 de mayo de 2006 en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid, así como los de su director, el profesorPedro Schwartz, donde presenté el texto. Asimismo, agradezco los comentarios del profesor Carlos Rodríguez Braun al borrador del trabajo. Por descontado, todos quedan eximidos de cualquier error u omisión en el mismo. Aunque la versión española de la Teoría general que cita el trabajo es una mala traducción, está en todo momento cotejada y revisada por la versión inglesa, así como por lascorrecciones introducidas por Rodríguez Braun (1986) y las del propio autor. 1


información limitados, y en ocasiones irracionales, de consumidores, empresarios y, sobre todo, inversores financieros individuales. Y se entiende, también así, que el propio Keynes, en su prólogo a la edición alemana de la TG, también de 1936, llegue a afirmar: “la teoría de la producción agregada, que es la que este libropretende proporcionar, se adapta más fácilmente a las condiciones de un estado totalitario, de lo que lo hace la teoría de la producción y distribución de un producto dado producido en condiciones de libre competencia y grandes dosis de laissez-faire.” [Keynes (1973), Prefacio, p. xxvi] Muchos han visto en ese escueto párrafo un mero guiño obligado al régimen donde Keynes iba a introducir su...
tracking img