Teoria neomarxista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1330 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

Centro universitario de ciencias sociales y humanidades

División de estudios políticos y sociales

Departamento de Trabajo Social

Materia: Paradigmas del Trabajo Social

Tema: Neo marxismo.

NEOMARXISMO

El término n. es una designación cronológica, pero responde a concretas determinaciones lógicas: el movimiento de renovación del marxismo que hatenido lugar a mediados del s. XX. Aunque los representantes del movimiento han surgido en los más diversos países, su foco corresponde a una definida área geográfica: Europa central.

Planteamiento y representantes: Tomado el término n. en sentido lato, su significado cubre una extensión de intereses aproximados a los que abarca el de revisionismo. Dé aceptar este sentido lato puede hablarse de unn. desde la segunda generación marxista, figurando en esa corriente nombres que adquirieron relieve ya en vida de Engels, como es el caso de Bernstein. Lo que ante todo preocupaba a Bernstein, y con él a sus coetáneos Kropotkin, Sidney Webb (v.), laurés, Bebel, etc., era la cuestión práctica relativa al proceso evolutivo del capitalismo al socialismo, problema más de política que de teoríafilosófica. De ahí que a esos autores no les ofreciera demasiada preocupación el asunto de salvar la ortodoxia de un sistema como el de Marx. Esta cuestión surge algo más tarde con respecto a quienes, como Mehring, Plejanov, Deborin, Kautsky y Rosa Luxemburg, al aliarse con todo lo que propugnaba el ideal revolucionario.
El n. propiamente dicho sobreviene cronológicamente cuando las doctrinas deMarx se han afianzado como socialismo científico, recibiendo su expresión oficial en los programas comunistas que se desarrollan en la U.R.S.S. desde la revolución de 1917. El n. surge así con la intención de proponer una interpretación de la obra de Marx no condicionada a los dictados del aparato oficial, erigido a través del partido en intérprete autorizado de la misma.
Este movimiento corre,pues, paralelo a la consolidación de las doctrinas de Marx en sistema rígido bajo la inspiración del partido como lo exigió Lenin (v.), y bajo la política cultural del régimen jerarquizado como lo estableció Stalin (v.). Con la muerte de este último (1953) y con la denuncia de la dictadura personalista que caracterizó su mandato hecha por Kruschov (1956), los esfuerzos dispersos del movimientosalen a plena luz, tomando carta de naturaleza la tendencia agrupadora de muchas figuras que ofrecen profundas diversidades entre sí, pero que coinciden también en muchos rasgos. Esta tendencia genérica es la que propiamente merece el calificativo de neomarxista. En ella coinciden viejos disidentes desarticulados en la época del comunismo monolítico y jóvenes intelectuales que se dan a conocer en elambiente de las tendencias policéntricás y liberalizadoras que vienen después.

Rasgos concretos del movimiento: a) El n. implica un intento de vuelta a Marx, para darle una interpretación diversa de la oficial. Frente a la línea dogmática se invoca el núcleo de la doctrina, tratando de podar al sistema de aquellas partes que, a juicio de los neomarxistas, no son esenciales, sino que -dicen-respondían a las condiciones de la época en que se formuló, pero no son exigidos por su lógica interna; y, en cambio, subrayar otras que -según ellos- tendían a quedar en segundo plano en la interpretación dogmática de Marx; entre ellas, la dialéctica.
b) Del conjunto de la obra de Marx adquieren especial relieve para estos autores los escritos de la época de juventud, gran parte de los cuales fuerondesconocidos para los primeros teóricos del marxismo. «El socialismo científico de Marx, incluyendo numerosas modificaciones esenciales respecto a la forma del socialismo heredado de sus predecesores, sin embargo, lo deja intacto en cuanto a su punto de partida: el hombre y su causa» Los neomarxistas son por eso acusados de liquidar a Marx en favor de Hegel. La respuesta de los representantes...
tracking img