Terapia familiar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5223 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL TERAPEUTA Y SUS ERRORES
Reflexiones sobre la terapia

Las grandes oportunidades de ayudar a los demás son raras, pero las pequeñas se nos presentan cada rato.
(Sally Roch)

Capítulo I.- Errando por los caminos del terapeuta:

La idea de pensar en los errores del terapeuta como un hecho que le sucede tiene por objetivo analizar posibles caminos que lo conducen a ellos, y así pensar endistintas opciones, en como lo podría hacer diferente, y saber también lo que otros han considerado como errores, para reflexionar sobre ellos. Esta forma de pensar sobre nuestra actividad como terapeutas, observándonos, puede ayudarnos a pensar más o diferente, y a aprender.
CONDICIONES Y ESCENARIOS QUE DIFICULTAN LA ACCION DEL TERAPEUTA
Bateson destaca la importancia de integrar la razón conlas emociones: “es la tentativa de separar el intelecto de la emoción lo que resulta monstruos, y en mi opinión es igualmente monstruoso (y peligroso) tratar de separa la mente externa de la interna, o la mente del cuerpo.
El desconocimiento sobre qué, porque, como, que y como lo pensamos, que transmitimos cuando hablamos, nos puede llevar a actuar en automático: de igual manera eldesconocimiento sobre lo que afecta a nuestra sensibilidad, empatía y creatividad. Por ello es necesario que el terapeuta tenga claras sus necesidades emocionales (también sus necesidades de formación permanente, de conocimiento); cuando unas predominan sobre otras, sin el conocimiento del terapeuta, sin su clara conciencia, comienzan las dificultades.
El terapeuta se define a sí mismo como tal a partir deun entrenamiento en alguna institución especializada, a través del cual adquiere los conocimientos y la práctica que le permiten asumir un papel profesional. Existen diversas narraciones que el terapeuta va construyendo de sí mismo en interacción con los otros a lo largo del tiempo, en las cuales influye su género, origen étnico, clase social, religión, ideología, contextos sociales, etapas de lavida –personal, familiar, socio histórico y profesional- que participan en su visión del mundo. El desconocimiento de estos significados, tan diversos y que se transforman a lo largo del tiempo, puede llevar al terapeuta sin rumbo.

LA PERSONA DEL TERAPEUTA

En una ocasión escuche a un colega psicólogo decir que el mundo está siendo gobernado por psicólogos “haciendo referencia al lugar detrabajo”, este comentario va enfocado a la omnipotencia que en su gran mayoría manifiestan los psicólogos y terapeutas ya que esa necesidad de reconocimiento , auto confirmación dan pie a sentirnos literalmente seres superiores, esto en un contexto terapéutico no tiene mayores beneficios ya que caemos en el error de sentir que sin nosotros los consultantes no tendrían razón de ser siendo que es esta,la relación terapéutica la que nos mueve a actuar y servir.
En un ambiente institucional y de consultorio el desempeño que tenemos es medido de acuerdo a la valoración subjetiva que le dan los consultantes, colegas, supervisores o maestros; pero no cabe duda que los peores jueces somos nosotros mismos al poner en tela de juicio cada intervención, generando así un grado de insatisfacción yfrustración ya que los niveles de expectativa son bastante altos y sobre todo que los consultantes son la lente por la cual nosotros mediamos el desempeño del trabajo terapéutico.
Estas situaciones en donde el terapeuta se ve o siente que es exhibido generan un grado de ansiedad e inseguridad en este que a cada momento se cuestiona si su actuar es de forma apropiada y correcta, teniendo así episodiosde terror a ser juzgado o criticado. La lectura plantea que en la medida en la que un terapeuta adquiere mayor experiencia, va adquiriendo mayor seguridad en sí mismo sin embargo sentirse expuesto a la crítica y al ojo observador de los consultantes, colegas, supervisores puede llegar a generar un grado de inseguridad que lo lleva a cometer errores; de igual forma oscilar al otro extremo donde el...
tracking img