Titulo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1849 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La historia de los blancos
El bosque Coballo es uno de los lugares más peligrosos, las creaturas que lo habitan, desde las chítalas hasta las plantas de quelles, que se conocían por su veneno eran letales. Todo en aquel bosque era un peligro y los que se atrevían a entrar no lograban salir, pero aun con esto y muchas más advertencias, sigue habiendo gente que se aventura en este lugar.
Nilosera una niña de menos de 10 años, le encantaba jugar con sus compañeros, pero a veces no conocía el límite de sus acciones
“¿Nilos? Que haces por aquí, sabes que este no es un lugar para juegos” dijo Ish.
“Ah, ¡hola Ish!, ¡nunca adivinarás que pasó hoy!” respondió Nilos, “Esta mañana…”
“Sí, eso está muy bien, pero…” interrumpió Ish.
“…Pero entonces el abilo le decía a Testes y Pello: `así noes como se llama a una gallina…” siguió Nilos.
“… Creo que eso está muy bien pero,” Ish trataba de seguir pero fue interrumpida otra vez.
“…Y ellos decían: `pero nosotros hablábamos de una bobota…” Nilos seguía platicando.
“Perdón Nilos, pero ahora no tengo mucho tiempo…” respondió Ish, tratando de ignorar lo que Nilos le decía.
“`cada, uno, de ellos´, Oh” Nilos interrumpió una vez más, “,¿Hacia dónde vas Ish?”
“Le prometí a Ñejo prestarle unos libros sobre hierbas que me pidió, así que debo pasar hacia el bosque,”, le comentó Ish, aliviada de poder cambiar un poco la conversación. “Tengo que darme prisa, pues pronto va a oscurecer”.
“¡OHH, OHH! ¿Puedo ir contigo?” preguntó Nilos entusiasmada.
“Perdón, pero creo que no, el bosque es demasiado peligroso,” Respondió Ish.
“Vamos, voy aser extra cuidadosa, te lo prometo….” Respondió Nilos.
“Nilos, no sé si debas…” Ish trató de convencer a la niña.
“Pooooorrrrr...” siguió Nilos. “, la verdad no creo,” respondía Ish, pero Nilos seguía, “.Faaaaaaaaa…”, “Hay demasiadas,…”, “…Vooooooorrrrrrrr”.
“Está bien, puedes venir conmigo, solo si prometes estar cerca y no alejarte”, respondió Ish sin tener otra opción.
“Muy bien, vamosIsh” respondió Nilos alegremente
La casa de Ñejo se encontraba un poco cerca del borde del bosque Coballo, por lo tanto Ish y Nilos llegaron en poco tiempo. El camino hacia la casa de Ñejo no era muy complicado pero tampoco muy sencillo, solo se debían pasar algunas partes del bosque y cruzar unos puentes para llegar hasta allá.
“Hey Ñejo, traje los libros que me pediste” mencionó Ish, tocando haciala puerta de Ñejo.
“gente amable, te agradezco por tu ayuda y demás,” respondió Ñejo.
“De nada” comentó Ish.
“, pero no querrás quedarte a los eventos que en este bosque verás,” continuo Ñejo”, Volver a su pueblo ustedes dos tienen, de la oscuridad de esta noche confiarse no deben.”
Ambos se despidieron y tomaron su camino de regreso a Traque. Ya habiéndose alejado de la casa de Ñejo, Nilosdecidió preguntar.
“¿Qué palausos significó eso?” pregunto Nilos
“No sé que signifique, pero creo que es mejor que sigamos hacia nuestras casas,” respondió Ish con un tono de preocupación. “, vamos Nilos”.
Las dos siguieron su camino normal hasta que Ish se encontró con un tronco de árbol caído que bloqueaba su paso hacia la salida del bosque.
“¿Pero qué? ¿Como papatos pudo caer este árbol?” Ishse preguntó en voz alta.
“¡Tal vez fueron las chítalas!” respondió Nilos asustada.
“Lo dudo, no hay forma de que lo hayan hecho,” comentó Ish.
“Entonces ¿Qué hacemos?, ¿lo saltamos o lo rodeamos?” Nilos le preguntó a Ish.
“no podemos rodearlo, estos árboles no son tan fáciles de cruzar, por eso se hicieron estos caminos, creo que mejor habrá que saltar,” respondió Ish.
Ish trato de subir elárbol primero para ayudar a Nilos a cruzar, pero al llegar a la cima se dio cuenta de que había una hilera de arboles caídos en el camino y que tomaría mas tiempo de lo que creyeron.
“¡Oh, por favor!,” gritó Ish alzando los brazos, y volteando a ver a Nilos le dijo, “Esto será mucho más complicado de lo que ya es, trataré de encontrar una manera de salir más fácil, espérame aquí” le ordenó...
tracking img