Toros en navarra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7531 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Orígenes
Los tratadistas piensan que estas reses pudieran proceder, como ya se explicó en el número anterior, de los rebaños celtas procedentes de Escocia en la antigüedad y que con el cruce con otros bóvidos autóctonos y nómadas, que ascendían hacia el norte de la península, de origen prehistórico, ya asentados en el valle del Ebro, surgió esta raza, que terminó reuniendo, por selecciónnatural, todas las características dominantes de ambas. Parece ser, pues, que fue en el antiguo reino de Navarra donde comenzó la cría del toro arisco y acometedor y que fue en Pamplona donde, posiblemente, se celebrase la segunda corrida de toros de la que se tiene noticia histórica, en 1385, durante el reinado de Carlos II el Malo. (La primera habría sido en Avila, con motivo de la boda del infanteSancho de Estrada en el año 1080, aunque se habla de una primera corrida real en Varea - Logroño - en 1135). Bien es verdad que, más que de corridas de toros que pudiéramos imaginar estructuradas como actualmente, debería hablarse de juegos de caballeros sobre sus caballos, con otros animales salvajes, entre los que los toros comenzarían a tomar cierto protagonismo, tanto durante su localización ycaptura, en los bosques, riscos y praderas, como en su traslado posterior, por veredas y zonas urbanas, hasta la propia arena o liza. Y algo similar a la lidia actual comenzaría a desarrollarse varios siglos después con los caballerangos, o mozos de a pie de los caballeros, que empezarían a salir provistos de una tela para burlarlos y de un estoque para matarlos.

Vaca preñada de DomínguezGuendulaín

Existían, pues, inicialmente unos "toricos bravos y royos (rojos)" en el reino de Navarra, que pastaban libres y salvajes en las zonas salitrosas del sur, al este de donde el río Aragón afluye sobre el Ebro. Comprenderían estas tierras los términos de Tudela, Corella, Funes, Fustiñana, Arguedas, Buñuel, Caparroso, Peralta, Lodosa, Tafalla, Villafranca, Alfaro y principalmente las Bardenasreales, así como otras tierras próximas del antiguo reino de Aragón, como las Cinco Villas, Ejea de los Caballeros o Pina de Ebro y otras más al norte, en el país vasco. Algunos tratadistas estiman que en el siglo XVIII era clara la supremacía de la tierra aragonesa y su ganado sobre sus vecinos más inmediatos, como navarros y riojanos. Pero se dieron a conocer como de raza navarra. Estos torosfueron definidos por el crítico César Jalón "Clarito" como mosquitos o avispas, porque eran pequeños, cornicortos pero veletos, nerviosos y muy codiciosos, que ponían en serios aprietos a los lidiadores (a los que no gustaban, pues a veces los perseguían saltando incluso la barrera, por eso eran el "terror de los toreros") y a los que si se les hacía la lidia mal terminaban desarrollando sentido. Sinembargo, eran muy apreciados por los aficionados (¿Os suena esto, queridos lectores?. Tal parece que los gustos contrapuestos de ambas partes - toreros y público - se siguen manteniendo a través de los tiempos). Los piqueros les llamaban "torillos de Navarra" hasta que los probaban en sus costillas. Luego ya eran unos "señores toros". Las capas principales de aquellos toros eran las coloradas,las retintas y las castañas. Es decir siempre con predominio de pelos rojos. Algo tendría que ver, además, su comportamiento y acometividad con los pastos de abundantes nitratos de sodio y potasio, así como su rústico aislamiento y crianza casi asilvestrada. Además se tienen noticias, que datan de antaño, de que en Pamplona, para las fiestas de

San Fermín se corrían de 14 a 16 toros. En Tudela,por Santiago y Santa Ana se lidiaban 10 toros, en Estella 8 más y en las localidades de Tafalla, Puente de la Reina, Igual y Falces, 6 toros en cada una de ellas, durante las fiestas locales. Y estos toros eran siempre de las localidades navarras vecinas. Es decir que la afición, en éstos y otros pueblos cercanos, solicitaba, cada vez más, las reses bravas de la tierra como sinónimo de garantía...
tracking img