Una didactica de lo social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4773 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANEXO 3
Una didáctica de lo social:
del jardín de infantes
a tercer grado*
Silvia Alderoqui

Estas no son teorías ni soluciones; son reflexiones mantenidas durante la marcha, lo que cuenta es que la reflexión exista y que forme parte de la marcha, la intervenga y la inspire.
E. Mallea

Tanto en nuestro país como en otros, el alto grado de insatisfacción de los docentes con la maneratradicional o puramente activista de enseñar las ciencias sociales viene promoviendo esfuerzos de maestros y profesores, técnicos e investigadores en función de generar propuestas alternativas para el tratamiento del área en todos los niveles de enseñanza. Está bastante claro lo que no debe hacerse, pero a la luz de definir lo que hay que hacer resulta difícil proponer un curriculum alternativo.Los intentos renovadores formulan objetivos encomiables, pero no logran ponerse de acuerdo en los medios e instrumentos didácticos para conseguirlos (Carretero, Pozo y Asensio, 1989).
Si bien hay cuestiones que afectan a la propia definición y conceptualización de las ciencias sociales, hoy en día nadie discute su presencia en los programas de la escuela primaria. Es más, todos las ponderan yconsideran necesarias por diversos motivos. En el discurso pedagógico se escuchan fundamentaciones que apuntan desde la formación moral de la personalidad del alumno hasta la grandeza de la nación, pasando por la comprensión de los problemas de actualidad, las posibilidades de transformación de la sociedad, la conciencia nacional, la convivencia social y varios etcéteras más. Otras vertientesenfatizan la adquisición de instrumentos y procedimientos para la comprensión de esa realidad presente y pasada, o el trabajo sobre la adquisición de las nociones estructurantes de espacio, tiempo y causalidad. Todos coinciden en que las socieda¬des pretenden reproducir una serie de valores sociales en las nuevas generaciones, y que las ciencias sociales son un área privilegiada para el logro de dichosfines.
Hubo épocas, en décadas cercanas, en que se fundamentaba, bajo la influencia de malen¬ten¬didos derivados de las investigaciones psicológicas y psicopedagógicas, que la enseñanza de la historia –por ejemplo– debía abandonarse en la escuela primaria, porque los alumnos carecían de la noción de tiempo histórico, y que no podían entender los fenómenos ocurridos hacía mucho tiempo ni sucausalidad, por lo menos hasta los 12 años. Los niños de sectores marginados mostraban, además, resultados más pobres en dichas investigaciones (Ajello, Castronovo, Girardet y Pontecorvo, 1982). La reforma del éveil francesa es producto de esas reflexiones. Hoy no se puede defender la existencia de un pensamiento que sea totalmente formal, ni siquiera entre los adultos de niveles educativos elevados.También se señala que el problema de las estructuras cognitivas no puede constituir per se un obstáculo insuperable para el trabajo con los alumnos en alguna materia escolar (Carretero, Pozo y Asensio, 1989; Girault, 1983; Ajello et al., 1982).
En nuestro país, dentro de la escuela primaria está más clara la ubicación del área de estudios sociales (Historia, Geografía y Educación Cívica) en el 2° y3er ciclos –nueve a 12 años– que en los primeros grados, y menos aún en el nivel inicial (jardín de infantes –tres a cinco años–). Se presenta a continuación una propuesta didáctica de Ciencias Sociales que abarca a los alumnos de entre tres y ocho años. Se incluye el nivel inicial (jardín de infantes-preescolar) aunque no sea obligatorio en nuestro sistema educativo, por considerar esencial larestitución de su función pedagógica (Alderoqui, 1989).
El ambiente. Contenido y método
La vida humana no puede sobrevivir sin cuerpos que la sostengan, sin estructuras sociales que de algún modo mantengan los cuerpos humanos en comunicación unos con otros, y sin un medio ambiente constituido para proteger y animar esa comunicación.
J. Muntañola Thornberg, 1980

Esta propuesta parte de un eje...
tracking img