Vida del ahorcado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (622 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vida del ahorcado – Pablo Palacio
Vida del ahorcado es una novela breve que forma parte de la escasa producción literaria del ecuatoriano Pablo Palacio, un escritor adelantado a su tiempo, cuyanarrativa se salió de la norma de su época y fue denostada en consecuencia. Frente al costumbrismo indígena, corriente literaria predominante, sus textos vanguardistas, en los que retrata la soledad delindividuo frente a la masa, no fueron comprendidos por sus coetáneos.
Publicada en 1932, Vida del ahorcado está formada por lo que parecen textos desordenados, sin una relación aparente entre sí, peroque, insensiblemente, van tejiendo la historia de Andrés Farinango: su enamoramiento y matrimonio con la joven Ana, el deterioro de su relación y el posterior asesinato del hijo de ambos.
Andrés,extraño y extrañado narrador de la historia, describe a retazos un mundo que se ajusta al ritmo marcado por el orden establecido. Sin embargo, las narraciones de Andrés nos demuestran que ese orden,aceptado por puro convencionalismo, no tiene más sentido que cualquier otro que pudiera haberse aceptado. En el universo reina el caos, y el barniz de normalidad y equilibro que parece gobernar a lassociedades humanas no es, en el fondo, sino otro aspecto del desorden primigenio en el que el ser humano tiene que vivir. Las narraciones de Andrés ponen de manifiesto la arbitrariedad de lo queconsideramos normal, bueno u honesto.
Como una de esas arbitrariedades se esbozan las perturbaciones producidas por el matrimonio, una institución santificada por la sociedad y que sin embargo es una máquinade deshacer vidas. La individualidad, la libertad, el gobierno de la propia persona se disuelve en el insano vínculo del matrimonio, ejemplo perfecto de ese falso orden con el que camuflamos el caos.Mientras públicamente se encomian las bondades de la felicidad doméstica, en lo recóndito del pensamiento se desea la aniquilación de quien nos roba a nosotros mismos.
No, no pases por encima de...
tracking img