Vocaciones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1356 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Vocación, un encuentro personal. (Juan 1, 35-39.)
|
 
  
            Nuestra vida de católicos es algo sumamente personal. Desde luego, hay manifestaciones masivas, como por ejemplo cuando el Papa atrae a multitudes de medio millón o más. Con todo, basta ver en primer plano en televisión los rostros de esas personas cuando están rezando para darnos cuenta de que su asistencia y suoración no consisten sólo en un acto comunitario. En la oración buscamos lo que Dios nos dice a cada uno en particular. En otros campos de la vida podemos tender a preguntar a otros qué hacen para tomar de ahí nuestro punto de partida, pero en el campo de la fe,  de la propia respuesta a Dios, eso no funciona. Tenemos que saber lo que Dios quiere de nosotros en particular. «Señor, ¿qué quieres que yohaga?»
            «Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: He ahí el Cordero de Dios. Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían, les dice: ¿Qué buscáis? Ellos le respondieron: Rabbí que quiere decir, "Maestro" , ¿dónde vives? Les respondió: Venid y lo veréis.Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima» (Juan 1, 35-39).
            En un mundo como el nuestro siempre orientado al trabajo y a la carrera se tiende a pensar en la vocación sólo en términos de trabajo por realizar y de papel que desempeñar antes que como una consecuencia y una manifestación del amor personal que tenemos a Cristo y que Él tienehacia cada uno de nosotros.
 
Lo viejo y lo nuevo
 
            Si echamos una mirada a las vocaciones del Antiguo Testamento observaremos cómo resalta ante todo el llamado a realizar una obra específica. Dios tiene una tarea que llevar a cabo y llama al profeta para que la realice: liberar al pueblo de Israel (Moisés), guiarlo a la tierra prometida (Josué), predicar al pueblo y convertirlode nuevo a los caminos del Señor (profetas), etc. En el cumplimiento de su misión el profeta encuentra oposición, a veces persecución despiadada;  muchos de ellos llegarán incluso a perder la vida. Por eso se dirige a Dios como su único refugio.
            El profeta entabla una relación creciente y profunda con Dios. Acude a Él para desahogarse, para encontrar fortaleza, para discutir, parapreguntar lo que debe de hacer, para expresar su frustración con el pueblo o su propio temor. Con todo, su experiencia y relación personal con Dios sigue dominada por el concepto veterotestamentario de la majestad absoluta de Dios y de la enorme distancia entre el hombre y Él.
           
NT.Después llega Cristo. Cambio radical. Viene como el Emmanuel, el Dios-con-nosotros.
            Seestablece a partir de ahora una comunión y una amistad personales. En el Nuevo Testamento la experiencia fundamental de Dios es precisamente la de un Dios que ha venido a salvarnos de nuestros pecados al hacerse uno como nosotros y al morir por nosotros en la cruz.
            Es mi Salvador. Nos salvó a cada uno personalmente. Cada uno debe aceptarle personalmente para lograr que su salvación seaefectiva en nosotros.
            Resulta interesante constatar que Juan Bautista, aunque «que era más que profeta» y «el más grande entre los nacidos de mujer», se mantiene, según el evangelio, a una cierta distancia de Cristo. El camino de los dos se cruzan, como sucede en el bautismo en el Jordán, pero en realidad no les vemos juntos.
            Juan fue el último de los profetas, la encarnaciónfinal del antiguo orden. Para él Cristo era «el que había de venir». Juan era su profeta y no su discípulo. Fue llamado a señalar a Cristo y no a estar con Él ni a difundir el Reino que se inauguraba. ¿Será ésta la razón por la cual «el más pequeño en el Reino de Dios es mayor que él»? (Lucas 7, 28).
 
Encuentro personal
 
            En el llamado Cristo parece trasponer la misión a un...
tracking img