Walter benjamin: el libro de los pasajes. un espejo a lo largo del camino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 53 (13190 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INDICE

1 ……………………………………………………………………………………… 1 Fantasmagoría. Genealogía. París, capital del siglo XIX: Pasajes, Panoramas, Exposiciones Universales, Coleccionista, flâneur, Haussmannización. Imágenes dialécticas-didácticas. 2 …………………………………………………………………………………….. 10 Surrealismo y ruina. Sueño colectivo. Fantasmagoría de la mercancía. Inversión dialéctica. La infancia como segunda existenciaonírica. Teoría del conocimiento como despertar colectivo. 3 …………………………………………………………………………………….. 16 Crítica de Adorno a la utopía benjaminiana. Transformación de la utopía en infierno. El eterno retorno de Blanqui. Teoría de la rememoración. Erfahrung versus Erlebnis. Memoria involuntaria de Proust. Spleen y correspondencias de Baudelaire como redención no dialéctica. 4 ……………………………………………………………………………………..24 Perdida del aura como perdida de la experiencia. Renuncia a la barbarie positiva de los nuevos medios. Tiempo mesiánico versus tiempo histórico. Constelaciones saturadas de tensión como salto en el continuum de la historia. Materialismo histórico destructivo. Redención dialéctica del tiempo-ahora. Kracauer o por una ética de las imágenes. Dar la espalda-detenerse-despertar. Bibliografía.

ElLibro de los Pasajes. Un espejo a lo largo del camino


 1 La industrialización y creciente urbanización de las sociedades capitalistas durante la segunda mitad del siglo XIX trajo consigo la irrupción de un nuevo actor social: la masa. Una nueva multitud, perteneciente a los estratos medios y bajos de la sociedad, empezó a adquirir un protagonismo hasta entonces inimaginable. En el ámbito dela cultura, la producción de bienes mediante procesos de industrialización y la enorme difusión que estos alcanzaron gracias a los nuevos medios de comunicación de masas, hizo posible que las clases subalternas tuvieran acceso al disfrute y recreación de un capital simbólico hasta entonces inaccesible. Nacida con el fin de este siglo XIX, para la generación de Benjamin dos condiciones participabanen la formación de un momento revolucionario: una objetiva, la protagonizada por las crisis económicas propias de la ley del movimiento del capital, y otra subjetiva, la que debía protagonizar el proletariado como vanguardia de la revolución desarrollando una conciencia revolucionaria. En este segundo punto, sin embargo, los antecedentes de las clases trabajadoras occidentales del siglo XX estabanlejos de ser alentadoras, pues tendían progresivamente a identificarse con sus opresores y a adoptar la misma conciencia ideológica y cosificada que les impedía ver la no transitoriedad estructural de los problemas sociales. Como denunciarían Adorno y Horkheimer en Dialéctica del Iluminismo (1944), los dos miembros más destacados del Instituto de Investigación Social de Frankfurt
del que dependíala financiación del proyecto de los Pasajes de Benjamin, la conciencia real del proletariado llevaba en sí todas las huellas de la mutilación del carácter burgués, y el conformismo de la conciencia de los trabajadores se debía en gran parte a los nuevos medios masivos de comunicación que a través del cine, la radio y los anuncios era capaz de anestesiar los descontentos populares, proporcionandocomo sustituto el goce del mundo de los opresores, sus mercancías, su entretenimiento y su libertad sexual. De allí que Horkheimer y Adorno apelen al término de “industria cultural” para referirse a este sistema de producción y recepción cultural en el que el arte encuentra su desublimación al convertirse en mercancía, en un bien de intercambio más que se adecua a las necesidades del consumidor ybusca principalmente entretener de un modo tan disciplinado y solo en apariencia desprovisto de sentido, que el espectador no sea capaz de oponer resistencia y termine por convertirse en un consumidor pasivo.



1


El Libro de los Pasajes. Un espejo a lo largo del camino


 Sin embargo, frente al pesimismo de Adorno respecto a la cultura de masas, Benjamin va a sostener, como...
tracking img