Walter

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2882 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una primera fase naval

Antes que nada, los contendientes tenían que conquistar la supremacía naval. El Almirante chileno Goni decidió llevar las hostilidades al campo enemigo. Ordenó al almirante Williams establecer el bloqueo de los puertos peruanos. Paralelamente, organizó el transporte de una gran parte del ejército chileno a la región de Antofagasta, que se convirtió así en la retaguardiade las operaciones terrestres.


El 16 de mayo de 1879, la escuadra chilena se hizo a la mar en dirección de Callao para intentar sorprender a la flota peruana, bombardeando de paso los espigones y los depósitos dispersos a lo largo de las costas. Al mismo tiempo, en terreno peruano, el presidente Prado había tomado las riendas y avanzaba hacia Arica, con su propia escuadra, que transportaba unimportante cuerpo expedicionario.


Su objetivo era sencillo: desembarcar en el lugar para detener el avance de las tropas chilenas y provocar una batalla naval decisiva que inclinara la relación de fuerzas a su favor, acortando así un conflicto que amenazaba con eternizarse.


Habiéndole advertido sus espías sobre la presencia de navíos chilenos frente a Iquique, soltó sus dos fragatasblindadas en dirección a este puerto. Las dos escuadras, navegando en sentido inverso, se cruzaron a lo lejos sin percibirse. El 20 de mayo, el presidente Prado desembarcó, como estaba previsto, en Arica. Al día siguiente, el almirante Williams llegó a Callao para constatar la ausencia de navíos de guerra peruanos. En seguida se regresó por donde había venido y se dirigió a todo vapor en dirección aIquique, con el fin de recuperar los dos navíos chilenos que se encontraban ahí. Sin embargo, los peruanos llegaron primero a Iquique. Al amanecer, las fragatas blindadas Huáscar e Independencia habían llegado para sorprender en el puerto a la venerable corbeta a vapor Esmeralda y al cañonero Virgen de Covadonga. El combate era manifiestamente desigual: ¿cómo podían esperar repeler los dos navíoschilenos, insuficientemente armados, esas dos máquinas blindadas de guerra, equipadas con un poderoso espolón, con cañones modernos de grueso calibre y ametralladoras Gatling? Considerando la posición de los navíos, el Virgen de Covadonga consiguió escaparse. El Independencia se lanzó inmediatamente a su persecución, dejando que Miguel Grau, a los mandos del Huáscar, se ocupara solo del Esmeralda.La corbeta chilena, arrinconada en el fondo de la bahía, con el motor debilitado, no tenía esperanza de escape.


Arturo Prat, Comandante, arengó a su tripulación y le recordó que jamás la bandera de un buque de guerra chileno había sido tomada en combate, y que en caso de que él Muriera, ¡contaba por supuesto con sus hombres para seguir su ejemplo y morir dignamente! A pesar de toda suciencia y su valentía, Arturo Prat no pudo impedir que el Huáscar se aproximara, para después espolear su buque.


El choque fue Violento. Arturo Prat aprovechó la confusión para saltar al abordaje de su adversario, con la espada desenvainada, acompañado de algunos marinos. No sobrevivió más que algunos instantes, abatido por la metralla enemiga. La corbeta chilena zozobró muy rápidamente,arrastrando en sus flancos a las tres cuartas partes de su tripulación.


Por su parte, el Virgen de Covadonga había recorrido la costa desértica a todo vapor sin llegar a poner distancia con el Independencia. Carlos Condell, su comandante, había tenido que cambiar de rumbo varias veces para evitar las tentativas de abordaje de su adversario. De repente, no lejos de Punta Gruesa, lo había rasgado unbanco de arrecifes salientes. Comprendiendo su suerte, inmediatamente echó el ancla, presentando su flanco al Independencia. El capitán del navío peruano cayó en la trampa. Después de haberse alejado para maniobrar, regresó a gran velocidad para intentar espolear a su adversario de lado. No logró llegar a él, ¡pues su fragata blindada se destirpó sobre el banco de arrecifes que apenas se asomaba en...
tracking img