Yo era un gran arbol tropical.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3157 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Yo era un gran árbol tropical”. Palabras acerca de la vida y obra de Carlos Pellicer, expresadas el 14 de febrero del 2008. Teatro “Marco Antonio Acosta”, durante la XXVI Jornada Cultural realizada en Cárdenas, Tabasco. México.

Rememorar es volver a vivir. Eso intentaremos en nuestras referencias a uno de los poetas primordiales del México contemporáneo, con quien tuve el honor de compartiralgunas tareas y a quien leo con frecuencia. Porque acercarse a Carlos Pellicer y Cámara es fortalecer el optimismo ante la existencia, en especial ante el futuro incierto de nuestro Tabasco, al que amó entrañablemente.

Intentemos precisar: poesía es mucho más que expresión literaria. Javier Sicilia conecta –a propósito de Don Carlos- poesía con religión: "En la poesía -dice- el mundo recuperasu sacralidad y su infinito, y nuestra lengua su condición espiritual: el mundo y el hombre no son esto o aquello, sino el ser en su misteriosa trascendencia".

Para algunos críticos, la poesía mexicana se movió, a lo largo de dos tercios del siglo XX, entre el neoromanticismo, el surrealismo o el fondo pre-industrial. Fue tan fuerte el impacto de la Revolución Mexicana, que no pudieron pasar:el expresionismo abstracto, el pop art, el happening o performance y otros, sino muy avanzado el siglo. Llegaron acunados en mentes jóvenes, con un alto sentido del humor, frente al absurdo de tomarse demasiado en serio que cubrió, al menos, la mitad del siglo.

Su hoja de vida.
Algunos pasajes de su Hoja de Vida pueden ayudarnos a presentarle antes las nuevas generaciones, que le conocen deoídas, le leen muy poco –porque leen muy poco- y por ello, escasa oportunidad tienen de conocer una visión de la existencia humana, desde lo local, la de Don Carlos, con sus tintes regionales, “surestianos” diríamos, plenos de color, pasión e imágenes, junto a los impactos que su voz escrita recibió en Latinoamérica y otras latitudes del Planeta.

Orígenes.
Carlos Pellicer –Don Carlos comocoloquialmente se le llamaba- nace el 16 de enero de 1897, en Villahermosa. Ciudad enclaustrada en una febril naturaleza, rodeada de agua: lagunas encantadas, cubiertas por la mañana de celestial penumbra; ríos que todos los días se transforman, que corren en meandros mágicos, anegan amplias zonas colindantes, recuperando sus espacios invadidos por la desvergüenza humana. Pantanos en que la vida vegetaly animal pululan, amenazados por la avaricia, pero aún bajo la custodia del lagarto mitológico, señor de su entorno, como el jaguar de la planicie. A ella cantó, en tono alto: “El agua está en mi tierra,/como el cielo, por todas partes/”.

En ese humedal prodigioso que impactó su existencia, el poeta realiza sus estudios iniciales y empieza, muy pronto, a mostrar el talento fértil, prolífico quele acompañó por siempre. Su obra recoge vivencias al ritmo de su impetuosidad, que solo entraba en calma, cuando había que plasmar en letras sus sentimientos. Estas se llenaban de “días azules/con noches negras fascinadas/por los ritmos pentagonales/de las estrellas”; pero también eran “A veces una guitarra/que desgarra una canción española,/lamenta el silencio humano/y la quietud del océano/queno emerge ni una ola/”.

Pellicer y Tabasco.
Entre quienes le conocimos personalmente, o le leímos, como ocurre con muchos jóvenes apegados a la literatura -ellos mismos creadores- se habla con emoción de Don Carlos y su expresión poética. En esos medios, se cuentas anécdotas, sucedidos. Pellicer adquiere la representatividad de nuestras raíces, por las que luchó incansable, en aras delfortalecimiento de nuestra identidad. Con el tiempo, su figura se trastoca en mito y leyenda. Pero estamos escasos de su impulso febril, para aplicarlo al conocimiento de su creación. Esos hechos, que identifican al poeta y los cenáculos de la literatura, deben romper barreras y, junto a otros literatos, llevarle al pueblo para que le cante en las casas de la cultura, en la radio, en los kioscos, en...
tracking img