Yo pienso, yo siento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2023 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ÍNDICE DE AJUSTE DEL NIÑO AL MEDIO ESCOLAR “Yo siento, Yo pienso”.

Álvaro Valenzuela
Escuela de Educación.
Universidad Católica de Valparaíso.

Este test presenta al sujeto frases truncas o sólo iniciadas, las que él debe completar dándoles sentido completo. La frase del instrumento constituye el “estímulo”.
Puede ser administrado en forma grupal o individual. Supone comorequisito básico la capacidad en el sujeto de saber leer y escribir; por lo tanto, es dependiente de la capacidad de verbalización que la persona posea.
El test consta de 45 items, que cubren diversas áreas. Cada uno de ellos está redactado en forma simple evitando la ambigüedad, pero dando cabida a una respuesta creativa, auténtica y personal.

Pueden usarlo todos los profesores jefes como uninstrumento de diagnóstico general que les permita conocer mejor a sus alumnos, detectar problemas y eventualmente, llamar la atención de los apoderados, la dirección, el orientador o bien sugerir la acción de otros profesionales. En todo caso, un análisis que pretenda detectar patologías de la conducta o el carácter, deberá ser hecho por psicólogos o psiquiatras.
Se puede aplicar a cualquiercurso o niño que pueda leer o escribir. Su desarrollo exige un lapso no inferior de 45 minutos. Es necesario comenzar con una breve introducción, que cree un clima de confianza y autenticidad, explicando a los niños que no se trata de una “prueba” y que no lleva calificación.

El universo personal.

El núcleo íntimo de la persona está constituido en cada uno de nosotros por el “yo”. Todo actoque realice está sustentado por mi. Lo expresamos con esta frase “yo soy para mi lo absolutamente dado”.
Ahora bien, existen varios planos de análisis de este mundo interior: su inserción en el contexto orgánico, biológico, que lo liga a un “aquí y a un ahora”; su dimensión psicológica, vale decir, el “yo” en cuanto a vivencia o fenómeno psíquico y finalmente la dimensión metafísica, fundamentoúltimo de su dignidad, unicidad y trascendencia. Pues bien, situémonos en el plano psicológico y analicemos la percepción que el “yo” tiene de sí mismo y el valor que se atribuye, es decir, hablemos del autoconcepto y de la autoestima.

De inmediato captaremos que es posible distinguir dos ámbitos entre los elementos que influyen en la percepción del “yo”: uno de carácter externo, que estáconstituido por un conjunto de estímulos actuantes en el entorno de la persona y el otro de tipo interno, que corresponde a las imágenes que el sujeto se construye de sí mismo y de su relación con los demás.
Los estímulos externos son internalizados por el niño, pasando a configurar su mundo interior en forma de imágenes más o menos integradas, o más o menos conflictivas, según sea la edad y madurezdel sujeto.

De esta manera es posible considerar que el modo como el niño se ve y se valora está fuertemente condicionado por el grupo y por el clima o ambiente que percibe cerca de él. De ahí la necesidad de subrayar la importancia de todos los factores contextualizados (ecológicos) de la situación escolar, indagar la relación entre éste y el concepto y ajuste o integración al medio.El autoconcepto y la situación escolar.

La lógica sugiere que un autoconcepto de signo positivo –vale decir, autoimagen con características de equilibrio, seguridad y confianza-, permitirá una mejor integración al mundo escolar y que, por el contrario, un autoconcepto de signo negativo no solo dificultará esta relación, sino que la hará progresivamente más difícil. De esta manera, podríamosdecir que la autoestima constituye una “variable mediadora” entre el “yo” y el medio, del mismo modo como podemos hablar del “clima” de un colegio como variación mediadora a nivel de todos los otros niños de la escuela.
Indudablemente la “autoestima” en cuanto a valor debe mantenerse dentro de ciertos límites. Un autoconcepto exagerado, egolátrico, que haga cada sujeto en la realidad, en el...
tracking img