J.luis vives . "el socorro de los pobres"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1871 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Génesis y Situación de la Educación Social



Juan Luis Vives: “ El socorro de los pobres”
(actividad obligatoria)

Introducción:
En esta obra, Juan Luis Vives muestra su preocupación por los problemas de su tiempo. Comienza destacando la necesidad de transferir a los regidores de las ciudades la responsabilidad de solucionar el problema de los pobres. En otras palabras, elgobernador de la ciudad ha de tener el cuidado de los pobres,y se ha de tener en cuenta lo que pertenece al cuerpo de la república, de igual modo que el magistrado ha de cuidar su república y no ser negligente. Por consiguiente, se hace una comparación del gobernador con respecto a la ciudad , con lo que es el alma con respecto al cuerpo.
Comienza a ponerse en marcha la salida a la luz de los pobres y elcomienzo de su ayuda, recurriendo a los remedios humanos y prestando tratos de “buena fe y buena voluntad”. Y , se ha de inspeccionar cada unos de los establecimientos para revisar el por qué llegaron a esa situación (Capítulo II). Así pues, crecería el planteamiento de otra cuestión ¿Cómo mantenerlos? Este mantenimiento tiene que basarse en que cada uno coma el pan adquirido por su propiotrabajo.( 1º propuesta de J.L.Vives “Que cada uno coma su pan adquirido con su trabajo”).Por tanto, todo el que quiera vivir, debe trabajar ( 2º propuesta de J.L.Vives “Que entre los pobres no haya ociosos”).
A los mendigos foráneos( Extranjeros) se les dará lo suficiente para que puedan regresar a su lugar de origen y a los nativos se les colocará a trabajar siempre que sean mendigos sanos,teniendotambién su edad. Los que “malgastaron su fortuna indigna y vergonzosa” son colocados en los oficios más duros para así arrepentirse de lo que hicieron y no volver a caer,sirviendo a su vez de ejemplo al resto. Los que se encuentran en los hospitales que no estén enfermos, ni realmente enfermos o los ciegos han de salir para mantenerse ociosos, porque siempre hay alguna faena que puedan realizar.Para Vives; el ocio enferma el alma, hace caer en la pereza ,el aburimiento, los vicios y los malos pensamientos. El trabajo es medicina y es necesario para llevar una vida recta. Otra obligación de los gobernantes es dotar ala ciudad de suficientes hospitales o casas donde alojar a los realmente enfermos y a los locos disponiendo todos del personal necesario para su cuidado y para asegurar larealidad de su enfermedad. Y por otro lado Vives pide que se asigne la siguiente ley : “Si alguien rogare o interpusiese su influencia o autoridad para que se dé dinero a alguien so pretexto de necesidad, que no lo consiga y que se le ponga la multa que parezca bien al Consejo” (Capitulo III).
Por lo que respecta al cuidado de los niños, estos deben estar con la madre (en el caso de tenerla) hastalos seis años de edad y después serán trasladados a la escuela pública, donde aprenderán a leer y escribir además de un buen comportamiento que incluya el aseo, la pureza y la sobriedad, alejándoles de todo bien superfluo. Todo ellos dentro de la moral Cristiana. Sólo los niños mejor dotados continuarán en la escuela durante más tiempo que el resto para llegar a ser maestros y el resto pasarán adesempeñar oficios manuales dependiendo de las distintas inclinaciones. Aquí se destaca la separación con las niñas, dándoles a estas una educación diferente. A las niñas sólo se les enseña los primeros comienzos de las letras (excepto a las que tengan clara vocación de algo más). Por lo demás su educación consiste en enseñarles las tareas domésticas y a comportarse como mujeres respetables( segúnlos cánones de la época) (Capítulo IV).
Finalmente, puede resumirse la filosofía general recogidos en una serie de principios:
Grande es el honor de la ciudad donde no se ve mendigo alguno.
Se reducirá la estadística de robos, maldades,latrocinios,delitos de sangre y crímenes capitales;serán más raras las tercerías y los hechizos.
Mayor será la quietud, porque se habrá procurado el...
tracking img