9 Principios de emmanuel kant

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4938 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Primer principio
Todas las disposiciones naturales de una criatura están destinadas a desarrollarse alguna
vez de manera completa y adecuada. Esto se comprueba en todos los animales por la observación
exterior y por la observación interior o desarticuladora. En la ciencia natural teleológica un órgano
que no ha de ser empleado, una disposición que no ha de alcanzar su fin, representan unacontradicción. Porque si renunciamos a ese principio, ya no nos encontramos con una naturaleza
regular sino con un juego arbitrario; y el desconsolador "poco más o menos" viene a ocupar el
lugar de los hilos conductores de la razón.

Segundo principio
En los hombres (como únicas criaturas racionales sobre la tierra)aquellas disposiciones
naturales que se apuntan al uso de su razón, se deben desarrollar completamente en la especie y no
en los individuos. La razón en una criatura significa aquella facultad de ampliar las reglas e
intenciones del uso de todas sus fuerzas mucho más allá del instinto natural, y no conoce límites a
sus proyectos. Pero ella misma no actúa instintivamente sino que necesitatanteos, ejercicio y
aprendizaje, para poder aprender cómo usar a la perfección de todas sus disposiciones naturales;
o, si la naturaleza ha fijado un breve plazo a su vida (como ocurre), necesita acaso de una serie
incontable de generaciones que se trasmitan una a otra sus conocimientos para que, por fin, el
germen que lleva escondido la especie nuestra llegue hasta aquella etapa de desarrollo quecorresponda adecuadamente a su intención. Y este momento, por lo menos en la idea del hombre,
debe constituir la meta de sus esfuerzos, pues de lo contrario habría que considerar las
disposiciones naturales, en su mayor parte, como ociosas y sin finalidad; lo cual cancelaría todos
los principios prácticos y, de ese modo, la naturaleza, cuya sabiduría nos sirve de principio para
juzgar delresto de las cosas, sólo por lo que respecta al hombre se haría sospechosa de estar
desarrollando un juego infantil.

Tercer principio
La naturaleza ha querido que el hombre logre completamente de sí mismo todo aquello que sobrepasa
el ordenamiento mecánico de su existencia animal, y que no participe de ninguna otrafelicidad
o perfección que la que él mismo, libre del instinto, se procure por la propia razón.
Porque la naturaleza nada hace en balde y no es pródiga en el empleo de los medios para
sus fines. El hecho de haber dotado al hombre de razón y, así de la libertad de la voluntad que en
ella se funda, era ya una señal inequívoca de su intención por lo que respecta a este
equipamiento. No debía serdirigido por el instinto ni tampoco cuidado e instruido por
conocimientos venidos de fuera, sino que tendría que obtenerlo todo de sí mismo. La invención
del vestido, de su seguridad y defensa exteriores (para lo que no le proveyó de los cuernos del
toro, de las garras del león ni de los dientes del perro, sino de sus meras manos), de todos los
goces que hacen agradable la vida, su mismacomprensión y agudeza, y hasta la bondad de su
voluntad tenían que ser por completo obra suya. Parece, casi, que la naturaleza se ha complacido
en el caso del hombre en una máxima economía, y que ha medido el equipo animal del hombre
con tanta ruindad, con tan ceñido ajuste a la máxima necesidad en una existencia en germen,
como si quisiera que una vez que se hubiera levantado el hombre, por fin, desdela más profunda
rudeza hasta la máxima destreza, hasta la interna perfección de su pensar y, de ese modo, (en la
medida en que es posible sobre la tierra), hasta la felicidad, a él le correspondiera todo el mérito y
sólo a sí mismo tuviera que agradecérselo; como si le hubiera importado más su propia estimación
racional que cualquier bienestar. Porque en el curso del destino humano le...
tracking img