Administracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (540 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para mi que ya es tiempo y hora de romper el silencio, de escribir, de verter al papel mucho de lo que sé de las mafias. De muchas mafias. Sé de sus incorrectos procederes, sus repugnantes métodospara actuar y de sus mezquinas motivaciones.

Mafias hay varias. Siempre las ha habido, desde que el mundo es mundo. Reducir la mafia a un problema de trafico de drogas farmacodependientes esdemasiado simplista. Creer que sólo es mafia el contrabando de drogas ilícitas es tanto como reducir a la sexualidad a una mera genitalidad.

La humanidad se ha drogado toda y siempre. Desde que existimoslos seres humanos hemos querido evadirnos de nuestras angustias existenciales buscando paraísos terrenales o de ultratumba. Las drogas no son más que elementos ingeridos física o intelectualmente, conel fin de paliar nuestras frustraciones y ansiedades personales.

Existen tantas drogas que se hace imposible enumerarlas en este ensayo. Drogas son: la política, la religión, el sexo, el juego,además de las que conocemos. Por ello existen muchas mafias. Los narcotraficantes son mafiosos del cuerpo. Quien se droga busca aliviar su espíritu, alucinar, llegar a obtener un éxtasis divino.

Laheroína produce efectos alucinantes. Pero también la oración puede drogar y hacer alucinar a las personas. Teresa de Ávila fue una prueba irrefutable del paroxismo que puede producir el fervorreligioso.

No tengo posturas moralistas en pro o en contra de unos y otros. Todos vinimos al mundo a jugar un papel, algo tenemos que hacer cada uno con nuestras vidas. Para ganarse la vida hay que recurrira muchos métodos y poner en practica muchas habilidades. Si alguien se gana la vida de una u otra forma, no es dable condenarlo.

Hablaré en estas confesiones especialmente de los mafiosos delcuerpo, los traficantes y contrabandistas de drogas prohibidas por las autoridades, según la conveniencia; también hablaré de los mafiosos del alma, aquellos que venden quimeras e ilusiones a las gentes...
tracking img