Alejandro. el destino de un mito.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1419 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALEJANDRO MAGNO. EL DESTINO DE UN MITO.
CLAUDE MOSSÉ

Claude Mossé (1925) es una historiadora francesa, especialista en Historia Antigua (más concretamente de Grecia). Ha publicado numerosos artículos dedicados al tema y actualmente trabaja en la Universidad de Paris impartiendo clases sobre la Grecia Clásica y la Helenística. Es sobre la transición entre ambas épocas, personificada en lafigura de Alejandro Magno, sobre lo que trata este libro.
Lo primero que llama la atención de “Alejandro Magno. El destino de un mito” es su estructura. No se trata de una biografía al uso, sino que nos cuenta la historia de Alejandro desde distintos puntos de vista, logrando así captar las distintas circunstancias de un personaje muy complejo, muy contradictorio y muy estudiado. Así, nos encontramoscon un libro dividido en cinco partes, de las cuales sólo las tres primeras hablan de Alejandro Magno como tal. Las dos últimas, en su lugar, hablan de lo que pasó después de Alejandro (tanto histórica como culturalmente).
La primera parte, llamada “Las grandes etapas del reinado”, nos cuenta la historia de Alejandro desde un punto de vista más histórico. Así, este capítulo nos cuenta de formabastante detallada los hechos, incluyendo antecedentes (como la situación griega y persa durante la época de Filipo V y la Liga de Corintio para que se pueda entender la legitimidad de Alejandro para atacar Asia), lo que facilita mucho la comprensión. Al estar ordenado de forma cronológica, podemos ir viendo cómo llega Alejandro al poder y empieza a expandirse en sucesivas campañas, así como losproblemas a los que se enfrenta, hasta llegar finalmente a la muerte del monarca.
Esta parte se hace totalmente necesaria, dado que es necesario conocer los hechos para poder comprender las explicaciones de ellos que se dan posteriormente. Aquí se empiezan a mencionar muchos temas que serán más desarrollados en los siguientes capítulos, tal y como es el caso de la supuesta filiación divina deAlejandro o la integración de iraníes en el ejército macedónico.
En la segunda parte, “Las distintas <<caras>> de Alejandro”, se desarrollará un poco más el tema de las conquistas. Se habla de las distintas facetas de Alejandro como gobernante de su imperio. Así, Alejandro es el rey de los macedonios, el “hegemon” de los griegos, el sucesor de los aqueménidas y, finalmente, el hijo deZeus.
Mossé nos cuenta las dificultades que Alejandro va encontrando según va ampliando su territorio, tanto en el contacto con lo que conquista como con lo que ya gobernaba. De esta forma, podemos ver cómo las relaciones con su tierra natal, Macedonia, se van complicando cada vez más por la política expansiva y esencialmente pragmática de Alejandro, que se ve plasmada en la administración delterritorio conquistado en Asia (en el que mantiene la estructura política anterior, y comienza los reclutamientos), pero que hace sentirse ignorados a sus compatriotas.
Pero, ¿se dejó Alejandro influir por la parte más oriental de sus dominios, o más bien intentó fomentar la integración e incluso la helenización de los asiáticos? Para la autora, la tan criticada (y en muchas ocasiones exagerada)orientalización de Alejandro respondía de nuevo a una política práctica, que buscaba imponer su poder en las nuevas zonas que había conquistado, pero que despertaron las reticencias macedónicas, especialmente del ejército (que se veía desplazado a favor de soldados iraníes).
El caso de Grecia es algo diferente. Aunque Macedonia se siente eminentemente griega, termina imponiendo su hegemonía sobreGrecia. Alejandro nunca le entrega a la Liga de Corinto las ciudades que “libera” de Asia menor, e impone su condición de “hegemon” sobre ellos cuando desea aprobar un edicto en Olimpia. Finalmente, logra la hegemonía sobre Grecia, que acaba aceptándole como un dios (no tanto porque Alejandro, diga lo que diga la leyenda, se crea uno, sino más bien como una cuestión simbólica de dominio y de...
tracking img