America latina entre sombras y luces

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 239 (59657 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Para citar este libro puede utilizar el siguiente formato:
Alfredo Vergara (2005): “América Latina: entre luces y sombras”, edición digital accesible a texto completo en
http://www.eumed.net/libros/2005/av/


|[pic] |Alfredo Vergara camina con optimismo |
| |por el sendero de una economía libre, |
||para demostrar que el pensamiento de |
| |Adam Smith, el fundador de la economía|
| |como ciencia social, tiene plena |
| |vigencia en la convulsionada América |
| |Latina del Siglo XXI. |
||_________________ |
| |El autor es Ph.D. en Economía |

Envíe sus comentarios sobre el libro directamente al autor: alfredovergara1@yahoo.com


ISBN: 84-689-0627-1


Contenido:

Primera parte: La Deuda en Cuatro Actos

1) El día que lo bautizaron 3
2) El Club de Acreedores30
3) En la resaca 54
4) Al mediodía empezó la historia 68

Segunda parte: El Sendero al Desarrollo


5) Un continente sin brújula 91
6) Subdesarrollo de los trópicos 105
7) El Libro del Desarrollo 117
8) En un mundo globalizado 1259) Desempleo y crecimiento 137
10) Entre el fisco y la moneda 151
11) Dolarización y el Peso Latino 167
12) Equidad Económica y Desarrollo 185
13) Aquí y ahora 197






1
__________


LOS ACREEDORES EN PÁNICO





Fecha: Lunes, 21 de marzo de 1983. Cincode la tarde.
Lugar: Ciudad de Panamá, Hotel Marriot.
Entorno: XXIV Asamblea del BID, reunión colateral.


Y el orador dijo:
‘Debemos sepultar al liberalismo del siglo pasado, al liberalismo manchesteriano. Que un nuevo liberalismo nazca, un liberalismo moderno, un neoliberalismo’.

Con esas palabras culminaba el discurso del banquero que allí representaba a uno de los 100 bancosque, entre 1974 y 1982, se habían convertido en los principales acreedores de América Latina. El agudo silencio que inmediatamente inundó el salón, parecía revelar que esa era la primera vez que la mayoría de los allí presentes oíamos pronunciar la palabra ‘neoliberalismo’.

La modernidad que el orador atribuía a la nueva palabra tenía por objeto confrontarla con el liberalismo tradicional queaún prevalecía en el mundo financiero. El banquero expresaba así su urgente avidez por encontrar algún camino que le permitiese seguir cobrando las deudas de los países de América Latina que ya habían confesado que no podían continuar pagando.
Como la filosofía del liberalismo tradicional no permitía imponer ningún mecanismo de cobro por fuera del mercado libre, era fácil de entender la iracundiadel banquero orador que proponía enterrar al viejo liberalismo para remplazarlo con un nuevo liberalismo, con un neoliberalismo.
México había sido el primer país en confesar públicamente que ya no tenía recursos para continuar pagando su deuda externa. El anuncio fue hecho la tarde del viernes 13 de agosto de 1982, inaugurándose así la modalidad –que desde entonces ha sido tan popular entrenuestros gobernantes- de anunciarnos las debacles financieras justo en la víspera de días feriados.
La deuda mexicana en ese entonces alcanzaba los 80 mil millones de dólares, alrededor de una quinta parte de la deuda total de América Latina. Al principio muy pocos entendieron la gravedad de la crisis, ni siquiera aquellos que se supone tienen acceso a la información financiera más selecta. El...
tracking img