Capital social; la comunidad próspera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1688 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITAL SOCIAL
LA COMUNIDAD PROSPERA

Una sociedad que descansa sobre el principio de reciprocidad general es más eficiente que una sociedad desconfiada, por la misma razón que el dinero es más eficiente que el intercambio. La confianza lubrica la vida social.

FELIPE EHRENBERG.La falta de cooperación en cuestiones de beneficio mutuo no necesariamente es señal de ignorancia o de irracionalidad, o incluso de maldad, como lo han subrayado los filósofos desde los tiempos de Hobbes. Los agricultores de Hume no eran tontos, ni locos, ni malvados; simplemente estaban atrapados. Los científicos sociales recientemente han analizado este dilema fundamentalbajo una diversidad de enfoques: la tragedia de los comunes; la lógica de la acción colectiva; los bienes públicos; el dilema del prisionero. En todas estas situaciones todos estarían mejor si cada uno pudiera cooperar. Ante la ausencia de coordinación y compromiso mutuo creíble, sin embargo, todos desertan, con pesar pero racionalmente, confirmando las melancólicas expectativas del otro.¿Cómo pueden superarse estos dilemas de acción colectiva sin crear una especie de Leviatán hobbesiano? Los científicos sociales en varias disciplinas recientemente han sugerido un novedoso diagnóstico que descansa sobre el concepto de capital social. Por analogía con las nociones del capital físico y el capital humano, -herramientas y capacitación que mejoran la productividadindividual- , el “capital social” se refiere a aspectos de organización social como redes de trabajo, normas y convicción/confianza que facilitan la coordinación para beneficio mutuo. El capital social mejora los beneficios de invertir en capital físico y humano.

Trabajar juntos es más sencillo en una comunidad que ha sido bendecida con un capital humano substancial. Esto provocaimplicaciones prácticas muy poderosas para muchos aspectos de la agenda nacional -cómo podríamos superar la pobreza y la violencia en la zona centro-sur de Los Ángeles o revitalizar la industria en el cinturón de ocio, o nutrir las nacientes democracias del ex imperio soviético y el antiguo Tercer Mundo-. Antes de entrar en detalle en estas implicaciones, permítanme ilustrar la importancia delcapital social haciendo referencia a una investigación que varios colegas y yo hemos conducido a lo largo de las dos últimas décadas sobre el aparentemente arcano asunto de los gobiernos regionales en Italia.

Las Lecciones de un Experimento Italiano.

A principios de 1970 los italianos establecieron una red nacional de gobiernos regionales potenciales poderosos. Estas20 nuevas instituciones eran virtualmente idénticas en la forma pero los contextos social, económico, político y cultural en el que implantaron diferían dramáticamente, puesto que iban del preindustrial al postindustrial, del devotamente católico al ardientemente comunista, de inerte feudal a frenéticamente moderno. Al igual que un botánico investigaría el comportamiento de una planta midiendo elcrecimiento de semillas genéticamente idénticas, sembradas en diferentes sustratos, nosotros buscamos entender el desempeño del gobierno estudiando la forma en que estas nuevas instituciones evolucionaron en sus distintos entornos.

Como esperábamos , algunos de los nuevos gobiernos resultaron ser un rotundo fracaso -ineficientes, letárgicos y corruptos. Otros, por elcontrario, tuvieron un éxito notable al crear novedosos programas de atención infantil y centros de empleo/capacitación y el desarrollo económico, implementando avanzadas normas ambientales y clínicas familiares administrando la empresa pública en forma eficiente y satisfactoria para todos.

¿Qué explica esas diferencias en la calidad del gobierno? algunas de las respuestas...
tracking img