Crepusculo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (431 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 22 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ni la Medicina en general, ni la Psiquiatría y el Psicoanálisis en particular conocen la existencia de la segunda mente del hombre, la mente reactiva. La razón por la cual algunos estudios handeclarado que los niños adoptados por parejas homosexuales son normales es porque los investigadores se guiaron únicamente por la mente analítica, que es la única que conocen. El niño adoptado porhomosexuales al principio se adapta a la situación, pero a medida que crece se da cuenta de que algo está mal con sus padres y la consecuencia inevitable es que la culpa que siente le implanta engramas,preludio de trastornos impredecibles. El amor, incluso sexual, hacia alguien del mismo sexo tiene el sello del libre albedrío que el Creador da a todas las criaturas, pero encuentra su límite en laadopción, que para el niño es siempre traumática. La pareja homosexual que adopta un niño comete, sin saberlo, un crimen de lesa humanidad, porque está violando el sagrado derecho del niño a su salud mental.Los psicólogos y
los psiquiatras mantenemos que la educación en los primeros años de la vida descansa sobre los procesos de imitación,
ya que el niño calca la conducta de sus padres, la copia, lareproduce. Si los dos son del mismo sexo, eso va a dejar
una impronta en su psicología muy fuerte. El matrimonio debe ser entendido como la unión
de un hombre y una mujer, lo cual es el fundamento dela familia y el espacio natural donde deben educarse los hijos. Según el Convenio Internacional de la Haya, la adopción debe tener como principio básico respetar el interés
superior del niño. Siendola finalidad en la adopción encontrar una familia para un niño y no al revés, encontrar a un
niño para una pareja. Invertir esta jerarquía de intereses puede ser una forma de explotación de lainfancia. La formación de la personalidad en los primeros años es fundamental. Es un campo rico y frondoso, una verdadera
ingeniería de la conducta: el niño es como una esponja, que chupa todo lo que va...
tracking img