Cronica de una muerte anunciada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2444 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Centro universitario UAEM valle de México

Nombre del alumno (a): dulce celene Alonso Bernabé

Grupo: c-27

Nom del trabajo: reseña critica de “CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA”

Materia: estrategias del aprendizaje

Fecha de elaboración: 25/04/2011

DULCE CELENE ALONSO BERNABE
AUTOR: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.
TITULO: CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
LUGAR DE EDICION, AÑO:arenal 24, edificio norte
ex hacienda Guadalupe chimalistac 01050, México, d.f.
NOMBRE DE LA EDITORIAL: diana abril 1989
Gabriel García Márquez (Aracataca, Colombia, 1928) es la figura más representativa de lo que se ha venido a llamar el «realismo mágico» hispanoamericano. Periodista, cuentista y novelista, alcanzó la fama tras la publicación en 1967 de Cien años de soledad (novela yapublicada por El Mundo en la colección Millenium I), donde recrea la geografía imaginaria de Macondo, un lugar aislado del mundo en el que realidad y mito se confunden. Otras obras memorables son: El coronel no tiene quien le escriba, El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos del cólera y varias colecciones de cuentos magistrales. En 1982 recibió el Premio Nobel deLiteratura
CAPÍTULO PRIMERO:
-Título: Las últimas horas de Santiago Nasar.
-Resumen: Santiago Nasar era un joven como cualquier otro, de origen musulmán y al que le gustaban las armas y la caza. Su madre, Plácida Linero, posee la capacidad de interpretar los sueños, siempre que se lo cuenten en ayunas. La última noche de su vida, Santiago se acostó a las 5.30 de la mañana, después de unadespedida de soltero fastuosa. Se acostó vestido, y se levantó una hora después, ya que ese día el barco del obispo pasaba por la ciudad y quería saludarle. Cuando se levantó le contó a su madre un raro sueño de árboles, pero ella no supo el significado funesto que guardaba. Bajó a la tienda de Clotilde Armenta a tomar un café con aspirinas. Cuando salió fue al puerto, para ver si el obispo bajaba delbarco(nunca bajaba) y poder saludarle. En la puerta de la tienda estaban los asesinos, Pedro y Pablo Vicario. Pero no pasó nada, ya que esperaron a que pasara el obispo. El obispo pasó, y no se bajó. Como siempre, pensaría todo el pueblo. Santiago se quedó especialmente defraudado, ya que él ayudó mucho para decorar la ciudad ante la venida del obispo. Después de ese chasco, Margot, la hermana delnarrador invitó a Santiago a desayunar, comprometiéndole en un cuarto de hora. En el paseo le vio mucha gente, y pensaron que era un infundio. Pero no. La hermana de los hermanos Vicario, Ángela, que era la mujer que se casó y cuya boda produjo tanto alboroto en el pueblo, fue devuelta por el marido, ya que no era virgen. La madre del narrador, madrina de Santiago, fue a buscar a Santiago paraevitar la tragedia, pero parece que llegó tarde, pues ya mataron a Santiago.
CAPÍTULO SEGUNDO:
-Título: El motivo de la muerte: la boda.
-Resumen: Los gemelos Vicario eran hermanos de Ángela, que se casó el día antes con Bayardo San Román. Este hombre llegó en un barco lleno de lujos. Todos decían que era un hombre encantador, y muy guapo. Enseguida le rodearon de mitos. Después el pueblo enterosupo que Bayardo se quería casar con Ángela Vicario. La intentó conquistar con algún mérito de tipo económico, pues hay que reseñar que Bayardo tenía mucho dinero. Cuando Bayardo pidió la mano de Ángela a sus padres, estuvieron de acuerdo, pero pidieron que Bayardo acreditara su identidad. Lo hizo, y trajo a su familia. Llegaron en un Ford T. La madre, el padre y las dos hermanas. La madre era unamulata grande; las hermanas ya estaban maduras, y se comportaban: “parecían dos potrancas sin sosiego”[Pág. 40] El padre era un general, el general Petronio San Román, gloria militar del siglo anterior y jefe conservador. Ya estaba todo resuelto, pero quedaba el problema más grande: Ángela no se quería casar. La convenció su madre con una frase rotunda y que rompía todos los esquemas: “También el...
tracking img