Cuento para la tolerancia zaida y germán contra el encantador de serpientes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (585 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En un pueblo, todos los niños eran amigos. Todos excepto dos: Germán, que era lento aprendiendo las cosas pero muy fuerte, y Zaida, que era negra. Un día llegó al pueblo un circo. Su jefe era elencantador de serpientes, que tenía una flauta dorada con malvados poderes mágicos, y de la que no se separaba ni cuando dormía. Unos payasos del circo enviados por su jefe, el encantador de serpientes,fueron al parque donde jugaban los niños y les regalaron unas golosinas que daban sueño. Como Zaida y Germán estaban alejados de los demás niños como siempre, los payasos ni siquiera los vieron. Alprobar las golosinas, los niños quedaron hipnotizados y siguieron a los payasos que volvieron donde estaban acampados los del circo. Zaida y Germán los siguieron, también, pero escondiéndose, paraaveriguar lo que pasaba.
Aprovechando la fuerza de Germán, Zaida y él iban clavando ramitas al borde del camino para saber por dónde regresar. Al llegar a la acampada, los payasos encerraron a los niñosen un camión, y Zaida y Germán, sin hacer ruido, se escondieron detrás de una caja de cristal llena de serpientes. Zaida, que había vivido en África, entendía el lenguaje de las serpientes que decían:"Huid, no os vaya a ver el encantador de serpientes, porque tiene una flauta mágica que a todos los niños que la escuchan los convierte en serpientes, como a nosotros. Zaida no quiso marcharse sinayudar a sus amigos y, de acuerdo con las serpientes, idearon un plan. Tendrían que conseguir la flauta y echarla al fuego, para que así desaparecieran sus poderes. Cuando llegó la noche, la gente delcirco hizo una gran hoguera. El encantador se dirigió al camión donde estaban los niños y empezó a tocar la flauta. Poco a poco, la piel de los niños se iba poniendo áspera y dura y comenzaron asalirles escamas en las manos y una cola en la espalda. El encantador sólo tocó unos minutos porque estaba cansado, y se fue a dormir dentro de su caravana. Como era el jefe, ordenó a todos irse a dormir....
tracking img