Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (491 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS SEMILLAS
( cuento del día jueves)
Hubo una vez 4 semillas amigas que llevadas por el viento fueron a parar a un pequeño bosque. Allí quedaron ocultas en el suelo, esperando la mejor ocasiónpara desarrollarse y convertirse en una preciosa planta.
Pero cuando la primera de aquellas semillas comenzó a crecer, descubrieron que no sería tarea fácil. Precisamente en aquel pequeño bosque vivíaun grupo de monos, y los más pequeños se divertían arrojando plátanos a cualquier planta que vieran crecer. De esa forma se divertían, aprendían a lanzar plátanos, y mantenían el bosque, libre devegetación.
Aquella primera semilla se llevó un platanazo tan fuerte, que quedó casi partida por la mitad. Y cuando contó a las demás amigas su desgracia, todas estuvieron de acuerdo en que lo mejorsería esperar sin crecer hasta que el grupo de monos cambiara su residencia.
Todas, menos una, que pensaba que al menos debía intentarlo. Y cuando lo intentó, recibió su platanazo, que la dejó doblada porla mitad. Las demás semillas se unieron para pedirle que dejara de intentarlo, pero aquella semillita estaba completamente decidida a convertirse en una planta, y una y otra vez volvía a intentarcrecer. Y en cada ocasión, le ocurría lo mismo los pequeños monos pudieron ajustar un poco más su puntería gracias a nuestra pequeña plantita, que volvía a quedar doblada.
Pero la semillita no serindió. Con cada nuevo platanazo lo intentaba con más fuerza, a pesar de que sus compañeras le suplicaban que dejase de hacerlo y esperase a que no hubiera peligro. Y así, durante días, semanas y meses, laplantita sufrió el ataque de los monos que trataban de parar su crecimiento, doblándola siempre por la mitad. Sólo algunos días conseguía evitar todos los plátanos, pero al día siguiente, algún otromono acertaba, y todo volvía a empezar.
Hasta que un día no se dobló. Recibió un platanazo, y luego otro, y luego otro más, y con ninguno de ellos llegó a doblarse la joven planta. Y es que había...
tracking img