Día del maestro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (908 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La oración de la maestra

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe; que lleve el nombre de maestra, que tú llevaste en la tierra.

Dame amor único de mi escuela; que ni la quemadura de labelleza sea capaz de robarle mi ternura de todos los instantes.

Maestro, hazme perdurable el fervor y pasajero el desencanto. Arranca de mí este impuro deseo de justicia que aún me turba, lamezquina insinuación de protesta que sube de mí cuando me hiere.

No me duela la incomprensión ni me entristezca el olvido de los que enseñe.

Dame el ser más madre que las madres, para poder amar ydefender como ellas lo que no es carne de mis carnes.

Dame que álcense a hacer de una de mis niñas mi verso perfecto y a dejar en ella clavada mi más penetrante melodía, para cuando mis labios nocanten más.

¡Acompáñame! ¡Sostenme! Muchas veces te tendré solo a Ti a mi lado.

Dame sencillez y dame profundidad, líbrame de ser complicada o banal en mi lección cotidiana.

Que no lleve ami mesa de trabajo mis pequeños afanes materiales, mis mezquinos dolores de cada hora.

Aligérame la mano en el castigo y suavízamela mas en la caricia ¡Repréndeme con dolor, para saber que hecorregido amando!

Haz que haga de espíritu mi escuela de ladrillos.

La envuelva la llamarada de entusiasmo su patio pobre, su sala desnuda. Mi corazón le sea más columna y mi buena voluntad mas oroque las columnas y el oro de las escuelas ricas.

JAMAS SERAS BUEN MAESTRO

Pese a tu titulo, jamás serás buen maestro si tu escuela tiene más parentesco con una oficina, que con un hogar.

Jamásserás maestro si tus frases, en vez de caricias, son púas que arañan; y si necesitas un arsenal de gritos para tus combates diarios.

Jamás serás maestro, si tu escuela se abre cinco minutos antesde empezar la clase y se cierra cinco minutos después de la hora reglamentaria. Y si al abrirse parece que bosteza y al cerrarse te sonriera.

Jamás serás maestro, si tu escuela no es el imán...
tracking img