Decálogo para periodistas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Decálogo para periodistas

Por Adam Michnik

Introducción

El extraordinario novelista francés Emilio Zola, famoso defensor de Dreyfus, marcó con sus ideas todo el siglo XX. Fue precisamente él quien estableció un decálogo y unos principios morales que fueron obligatorios para el intelectual durante 100 años. Fue Zola quien creó el ideario de los hombres de la pluma, las normas a cumplirpor el profesional de la palabra. Por esa razón los escritores, críticos y periodistas que no entendían su profesión únicamente como una manera de ganar dinero debían tener siempre presente la imagen de Zola. El gran francés defendía con sus ideas y actitud tres valores básicos: a la persona perjudicada, la verdad material y el Estado tolerante. Así entendía la defensa del buen nombre de su patria,Francia. No vaciló en decirle al Presidente de la República en su célebre artículo “Yo acuso”:

¡Pero qué mancha de barro sobre su nombre -iba a decir sobre su reinado- es este horrendo caso Dreyfus! Un consejo de guerra, cumpliendo órdenes, acaba de atreverse a absolver a un Esterhazy, suprema bofetada a cualquier verdad, cualquier justicia. Y se ha acabado, Francia lleva en la mejilla estamancha, la Historia escribirá que durante su presidencia se llegó a cometer tamaño crimen social. Puesto que ellos se han atrevido, yo también voy a atreverme. Diré la verdad, pues prometí decirla si la justicia, tras la apelación legal, no se aplicaba plena y enteramente. Mi deber es hablar, no quiero convertirme en cómplice. El espectro del inocente que expía, en la más atroz de las torturas, uncrimen que no ha cometido, no me dejaría dormir por las noches.[i]

Zola provocó la división de Francia. Hizo del caso de Dreyfus una cuestión que servía para definir quién era quién. La actitud frente al estremecedor caso permitía distinguir a la Francia del pasado, conservadora, tradicional, monárquica, católica y cerrada a los extranjeros. Pero en la lucha por la absolución de Dreyfus, oficialdel Ejército francés de origen judío acusado de espionaje, se daba a conocer la Francia del futuro: democrática, laica, republicana y tolerante.

Fue Emilio Zola quien consiguió que la Francia del futuro venciese a la del pasado. Él hizo que durante todo un siglo el intelectual-periodista se sintiese obligado a participar en los asuntos de la política entendida como el bien común y no como lalucha por el poder. Ésa era la obligación moral del intelectual-periodista y lo sigue siendo. El éxito de Zola animó a los intelectuales a defender los derechos humanos y a desenmascarar el mal como los sacerdotes. Ésa es la razón de que podamos encontrar a intelectuales entre los principales adversarios de los regímenes totalitarios, rojos o negros, y también entre los apologistas de los sistemasantidemocráticos. El orgullo inculcado por Zola impulsó a unos intelectuales a desenmascarar el mal, pero la vanidad generada por ese mismo orgullo hizo que otros se viesen fascinados por el fascismo o el comunismo que prometían erradicar el mal.

Las glorias y las tragedias del siglo XX tienen una misma fuente, el gesto de Emilio Zola. Por eso tenemos que ser modestos.

El gran modelo delintelectual -ha escrito Leszek Kolakoswki- es Erasmo de Rotterdam: un cizañero que amaba la paz, filólogo y moralista, con frecuencia vacilante, profundamente compenetrado con los principales conflictos de su tiempo y al mismo tiempo muy prudente, siempre dispuesto a recular, poco amigo de los extremismos, uno de los principales promotores de la reforma de la vida religiosa que, no obstante, jamás seadhirió a la Reforma, un guerrero magnánimo, un sabio y un humorista. El papel que desempeñó en la historia, tomado en su conjunto, sigue despertando polémicas hasta nuestros días. ¿En resumidas cuentas un renovador o su destructor? Habría que tener en cuenta demasiados criterios arbitrarios para poder responder a semejante pregunta de manera tajante. Y el mismo problema se plantea al valorar a...
tracking img