Desarrollo social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4889 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuadernos de educación Inteligencia emocional y educación moral
Autor: Félix García Moriyón Facultad de Psicología. Universidad Autónoma de Madrid.

La biblioteca

Emociones, sentimientos y vida afectiva de a que debeU nohacerlos primeros problemas al los la clarificamos frente en este tema es de ción conceptual. No entro a aclarar aquí el concepto de inteligencia emocional, que planteaalgunos problemas, pues ya se hace en otro artículo de este mismo número. Tampoco resulta fácil distinguir entre emociones, sentimientos y pasiones, ni definir con precisión ninguno de ellos. De hecho, a lo largo de la historia de la ética han recibido nombres diferentes y han hecho alusión a realidades diferentes. Hoy llamamos en general emociones a lo que los antiguos llamaban pasiones, ysentimientos a lo que aquellos llamaban afectos. Dada la brevedad de este artículo, englobaré emociones y sentimientos en lo que se puede denominar de forma genérica dimensión afectiva de los seres humanos. Por otra parte, en lo que sigue voy a atenerme al paradigma MarañónSchachter acerca de las emociones, sin negar que no es un modelo totalmente aceptado (Fernández Dols, 1997, págs. 326-359). Desde eseparadigma, carece de sentido realizar una separación tajante entre la dimensión cognitiva y la dimensión afectiva del ser humano. Según esos autores hay un doble proceso que va desde la activación fisiológica hasta los procesos cognitivos superiores y al revés. La situación más normal es aquella en la que la percepción de una situación provoca en nosotros una actividad fisiológica que denominamosemoción, aunque a veces se da el proceso inverso con los consiguientes errores de atribución, o también con las dificultades que puede plantearnos ser conscientes de qué es lo que nos está ocurriendo o identificar el tipo de emociones que nos afectan. Al negar una separación tajante no negamos que existan diferencias que explican y justifican la distinción clásica de esas dos dimensiones de lapersonalidad, la afectiva y la cognitiva; esas diferencias pueden provocar unas relaciones entre ambas muy conflictivas o, en algunos casos, puede llevar a que un elevado desarrollo de una dimensión no vaya adecuadamente acompañado por el desarrollo de la otra. La alegoría platónica del auriga peleando con sus dos corceles para que no se desviara el carro es una buena forma de exponer esas conflictivasrelaciones y de proponer el necesario equilibrio entre ambas, algo que en estos momentos ha vuelto a poner de actualidad la propuesta de una inteligencia emocional.

En el ámbito de la moral, la posible separación ha venido determinada por el predominio en el mundo occidental de dos corrientes filosóficas de gran calado, estoicos y kantianos, que han tendido a reducir el papel de las emocionesen la vida moral. Los estoicos propusieron el control completo de las pasiones por el alma racional de los seres humanos; las emociones eran consideradas incontrolables y fuente de desajustes de comportamiento, por lo que el ideal estaba en alcanzar la ataraxia, o estado de equilibrio en el que las pasiones, algo ajeno a nosotros, no nos afectan y alcanzamos la libertad. Con importantes matices,esa misma idea la compartían también los epicúreos y los cínicos. Kant desestimó las emociones y sentimientos porque consideraba que eran fuentes de relativismo moral y hacían imposible una pura fundamentación racional, por tanto universal, de las normas morales. Nada hay bueno excepto una buena voluntad y esta es aquella que actúa por deber, siguiendo los dictados del imperativo categórico. Si elmóvil de nuestra acción son los sentimientos o emociones que una situación nos provoca, no estaremos actuando moralmente bien, por más que esté bien lo que hagamos. Aunque los defensores del papel decisivo de los sentimientos, desde Hutchenson, Shaftesbury y Hume hasta nuestros días, han ido ganando terreno y han reivindicado el papel central que los sentimientos tienen en la vida moral, el peso...
tracking img