Descripciones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (465 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Todavía veo a Hassan encaramado a aquél árbol, con la luz del sol parpadeando a través de las hojas e iluminando su cara casi perfectamente redonda, una cara parecida a la de una muñeca chinatallada en madera: tenía la nariz ancha y chata; sus ojos eran rasgados e inclinados, semejantes a las hojas del bambú, unos ojos que según les diera la luz, parecían dorados, verdes e incluso colorzafiro. Todavía veo sus diminutas orejas bajas y la protuberancia puntiaguda de su barbilla, un apéndice carnoso que parecía como añadido en el último momento. Y el labio partido, a medio terminar, como sial fabricante de muñecas chinas se le hubiera escurrido el instrumento de las manos …”
Cometas en el Cielo, Khaled Hosseini

Su nombre es Dulcinea; (...) su hermosura, sobrehumana, pues en ellase vienen a hacer verdaderos todos los imposibles y quiméricos atributos de la belleza que los poetas dan a sus damas: que sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo,sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve, y las partes que a la vista humana encubrió lahonestidad son tales, según yo pienso y entiendo, que sólo la consideración puede encarecerlas y no compararlas.

Letamendi era un señor flaco, bajito... Escuálido.. con melenas grises y barbablanca.. Tenía cierto tipo de aguilucho: la nariz corva.. Los ojos hundidos y brillantes.. se veía en él un hombre que se había hecho una cabeza.. como dicen los franceses... Vestía siempre levita algoentallada... y llevaba de copa de alas planas.. de esos sombreros clásicos de los melenudos profesores de la Sorbona...

En verdad, el aspecto externo de Momo era un poco extraño y tal vez podíaasustar algo a la gente que da mucha importancia al aseo y al orden. Era pequeña y bastante flaca, de modo que ni con la mejor voluntad se podía decir si tenía ocho años o ya doce. Tenía el pelo muy...
tracking img