Dictatus papae - hacia la plenitudo potestatis papal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1099 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“DICTATUS PAPAE”

Estamos ante un texto de carácter jurídico-político publicado en 1075 por el Papa Gregorio VII, que consta de 27 axiomas o preceptos, cuyo contenido explicaremos posteriormente. Era un documento de alcance internacional, para todo el orbe cristiano; aunque su divulgación no pasó mucho más allá de la curia papal. Como es lógico, viniendo del Papa de Roma, está escrito en latín.No hay total acuerdo respecto a la redacción de la letra del edicto, pero nos quedamos con que fue Gregorio VII, porque, al fin y al cabo fue quien lo publicó.
Hildebrando Aldobrandeschi (1020/1085) era un monje de Cluny empapado de las ideas reformistas. Fue proclamado Papa de forma irregular (por aclamación) con el nombre de Gregorio VII (1073/1085). Había estado previamente al servicio devarios Papas, por lo que conocía muy bien los entresijos del Vaticano. Incluso acompañó al destierro al depuesto Gregorio VI acusado de haber comprado la silla de Pedro por 1.500 libras de oro.
Este hombre, hábil manipulador, había previamente preparado su camino al solio pontificio mediante compromisos con los normandos a cambio de reconocer sus conquistas, se ganó la amistad del rey EnriqueIV, colocó un hombre de su confianza al lado de la influyente condesa de Toscana, de quien después se valdría para sus fines, etc. Aunque en el Concilio de Melfi (1059) se había establecido que la elección papal se realizase por el colegio cardenalicio, algo que él mismo había apoyado, fue elegido Papa bajo la presión de los gritos de los romanos, el 22 de Abril de 1073 y fue consagrado obispo el30 de Junio del mismo año. Su cargo entonces era de archidiácono.

Ya lo tenemos, pues, preparado para lo que luego se llamaría la “reforma gregoriana”. A partir de este momento actúa siempre para conseguir que el Papado sea considerado el principio y fin de todas las cosas, por encima de todo poder civil, quizá para contrarrestar el poder que, sobre asuntos religiosos, ejercía entonces el SacroImperio Romano Germánico. Estaba todavía reciente aún el cisma de la Iglesia de Oriente, cuyo Patriarca era un títere en manos de su Emperador. Adopta para ello la doctrina de “Plenitudo potestatis”, o su variante “agustinismo político”; es decir, plenos poderes sobre las Iglesias y todos los cristianos, lo que, desde un punto de vista teocrático es como decir todo el poder. En marzo de 1074convoca el Concilio de Roma en el que se decreta el celibato de los clérigos y se condena la simonía y el nicolaísmo. En 1075 promulga el “Dictatus papae”, donde expresa sus ideas sobre cuál ha de ser el papel del pontífice en relación con los poderes temporales y especialmente con el Emperador. Como hemos dicho, eran 27 cánones, pero todos ellos pueden resumirse en tres puntos:
1.- El Papa es señorabsoluto de la Iglesia, estando por encima de los fieles, los clérigos y los obispos, pero también de las Iglesias locales, regionales y nacionales, y por encima también de los concilios.
2.- El Papa es señor supremo del mundo; todos le deben sometimiento incluidos los príncipes, los reyes y el propio emperador.
3.- La Iglesia romana no erró ni errará jamás.

En el axioma XII se arroga elderecho a deponer emperadores, rompiendo el equilibrio imperante hasta entonces entre el poder temporal y espiritual. El Papa es el único titular legítimo del Imperio, que puede delegar en los soberanos temporales que no son otra cosa que subordinados suyos. Debido a su contenido político, estos decretos no fueron publicados ni el Sacro Imperio Romano Germánico, ni en los reinos ibéricos ni enInglaterra. Invocó también el “Constitutum Constantini”, (la corona pertenece al papa y éste la devuelve al príncipe para que gobierne), que tiempos después, en el siglo XV se demostraría que era falso. Este asunto chocó violentamente con la costumbre heredada de los carolingios, y llevó posteriormente a la que se llamó “la lucha de las investiduras”, que sostuvo con el Rey (luego Emperador)...
tracking img