Diderot y el fatalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1269 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
A principios del siglo XX se descubrió que la novela Jacques el fatalista, de Denis Diderot, poseía dos versiones distintas. Resultaba que una de estas versiones había ido a parar a Rusia, y la otra había permanecido en Francia. Lo significativo es que el autor, había escrito ex profeso ambas versiones con el propósito de que si bien alguna no resistía los ataques del tiempo, la otra versiónlograra sobrevivir. Aunque también esté inmersa en el asunto la cuestión de complacer ciertos gustos estéticos en cuanto a la formalidad de la obra, por un lado la forma que es enviada a Rusia, y por el otro la que permanece en Francia: comparten a la misma esencia o substrato, pero no la epidérmica composición que habría de articular al discurso contenido en ambas. Es esto la muestra del sentido dehumor que manifestaba Diderot cuando sin temor alguno realizó semejante estocada, asegurándose un puesto en lo más representativo de la literatura y el pensamiento de su época, conectando la coherente con lo aparentemente incoherente, y desarticulando a los límites que rígidamente se habían impuesto entre ambos.
El siglo XVIII, es el siglo de la ilustración, y como ya se ha asegurado, es Diderotuno de los máximos exponentes de la ilustración francesa. Es necesario recordar que suyo y de D´Alembert es el proyecto de la Enciclopedia. Y que es la intervención del contexto intelectual, de la comunidad filosófica francesa, la razón que motiva a Diderot a escribir el Jacques: un producto literario del cual, si quisiéramos esclarecer un poco más a qué nos referíamos con la razón contextual quelo habría inspirado, deberíamos para ello argüir que es la inercial fuerza del espíritu de época: el discurso y legitimación de la condición fatalista y del optimismo, y que si bien Diderot coquetea con ello, esto no impide que le otorgue graciosos y nuevos matices. Sin embargo desde la perspectiva que establece Hegel, en sus Lecciones de historia de la filosofía, Diderot no fue un filósofo; peroeste trabajo es el intento de reflexionar sobre la existencia de elementos filosóficos en su obra Jacques y de participar, entonces, de una tesis alternativa que permita estrechar a estos elementos con la literatura, pactando con que la misma pueda contener a presupuestos filosóficos y eliminar a los supuestos límites que se puedan registrar entre ella y la filosofía. Sin embargo, no se indica quepor la existencia de presupuestos filosóficos, se esté en presencia de filosofía, pues es ello un recurso literario que no siempre debe estar para lograr una buena pieza literaria, aunque se trate en ocasiones de forzar la existencia de elementos filosóficos donde no están, legitimando de esta manera a la filosofía en la literatura en sí.
Ahora, partiendo de una plataforma hermenéutica, loprimero que se percibe en la obra es que la intención del autor hace coincidir en una misma línea a la historia y a la historicidad. El ejemplo más claro es la relación que manifiesta Jacques con su amo, algo muy inusual para la época, el amo le suplica a Jacques para que le cuente sobre sus amores; y cuando lo azota, después le ruega perdón. Pero también encontramos, por ejemplo en la sección quenarra la discusión entre ambos sobre las mujeres, en la cual Diderot muy jocosamente les otorga la razón a ambos: dando como legítimos ambos discursos, y no solo encarnando una cruzada contra los prejuicios de época, sino también asumiendo que no es posible conocer a la naturaleza femenina. Y si asumimos que desde el principio de la obra, la intención del autor, confluyendo con la voz del autor, hasido la de construir al lector como un personaje más de la obra, legitimando también la participación de sus prejuicios y de sus criterios. Entonces podemos pactar con la existencia de un pensamiento renovador para la época, época que después participará de los ideales que ya le habrá propuesto la propia ilustración.
Pero retornando a la novela, cuando Diderot asume como conector de toda la trama...
tracking img