Discurso televisivo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7463 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 21 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El discurso televisivo: los fundamentos semiológicos de la televisión
 
 
 
José Ignacio Aguaded Gómez
Universidad de Huelva
 
 
Los comunicólogos definen ya la nuestra como una nueva "era de la comunicación", como la "sociedad de la información" y la "edad de la convergencia" (Dennis, 1996: 15). Sin duda alguna, la televisión mantiene un papel estelar en estas nuevas coordenadas socialessiendo no sólo uno de los motores impulsores de la misma, sino también un elemento clave en el presente desarrollo tecnológico.
La importancia de la televisión como fenómeno social justifica la atención que ha recibido este medio de comunicación en todas las partes. Este interés, lejos de haber disminuido, se acrecienta cada día. Lo que hasta el presente se ha escrito de la televisión -variosmiles de libros, innumerable cantidad de ensayos y artículos publicados en revistas especializadas y en publicaciones periódicas de información general- es tan abundante y ofrece tan variados enfoques y perspectivas, que nadie puede albergar la menor esperanza de llegar a leerlo y estudiarlo todo. Este amplio e inabarcable volumen de informaciones y publicaciones, que ha alcanzado nivelesextraordinarios, pone en evidencia la importancia y el interés social despertado durante medio siglo por este revolucionario hallazgo técnico, "uno de los de mayor repercusión, sin duda alguna, en las sociedades de la edad contemporánea en todo el planeta" (Iglesias, 1990: 7).
La televisión ha alcanzado en nuestra sociedad un estado de "mito", en palabras de Barthes (1982; 1985), o bien de "metamedio",esto es, "un instrumento que dirige no sólo nuestros conocimientos del mundo, sino también nuestra percepción de las maneras de conocer" (Postman, 1991: 83-84). Y señala este crítico que "hace veinte años, la pregunta de si la televisión moldeaba la cultura o si meramente la reflejaba, despertó considerable interés en muchos intelectuales y críticos sociales. A medida que la televisión se haconvertido gradualmente en nuestra cultura, esta inquietud ha desaparecido. Esto significa, entre otras cosas, que ya raramente hablamos de la televisión, sino de lo que hay en ella (...). Su ecología, que incluye no sólo sus características físicas y su código simbólico, sino las condiciones en que normalmente la atendemos, se da por sentado, se acepta como natural". La capacidad de penetración de esevoluminoso objeto bautizado como "televisor" ha conseguido ser tan efectiva que ya no se nota. El fenómeno televisivo se ha disuelto de tal forma en nuestra civilización que casi no queda resquicio alguno donde no haya llegado en alguna medida. Vivimos en lo que Echeverría (1994: 17 y ss.) ha denominado con acierto "telépolis" -Postman (1994: 97) hablaba anteriormente de "tecnópolis"- que, como"estado de la cultura y estado de ánimo" supone la "deificación de la tecnología", dentro del "ecosistema de la comunicación audiovisual".
Frente al resto de los medios, la televisión tiene prácticamente una audiencia universal, en el más amplio sentido de esta palabra, pues "la ven más individuos de toda clase y condición, lo hacen durante más tiempo y con más usos que cualquier otro medio demasas". La televisión se ha implantado sólidamente entre nosotros y, según López Sáez (1992: 64-65), "su existencia ha impreso un giro sustancial en los grupos sociales, en los valores, en los comportamientos, en el funcionamiento de los mercados, en la política y hasta en la religión".
La televisión ha llegado a ser el más importante, atractivo e influyente medio de comunicación. La televisión y susmensajes siempre están presentes en lo que decimos o dejamos de decir, en lo que pensamos, en lo que hacemos, en cómo nos entretenemos, en cómo nos relacionamos con los demás, e inclusive, en cómo soñamos. Es como un "ecosistema" social y cultural, al que todos estamos vinculados, por el hecho sólo de ser partícipes de esta cultura, aunque no seamos asiduos a la pantalla.
La tecnología y el...
tracking img