Docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13378 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Malasangre

de Griselda Gambaro

ESCENA I
MADRE: Acá esta el vino. (Con una sonrisa fingida) Te lo quise traer yo.
PADRE: Te lo agradezco. (una pausa. Secamente) ¿Por qué dos copas? ¿Quién
bebe conmigo?
MADRE: Pensé...
PADRE: Mejor que no pienses. (La madre deja la bandeja sobre la mesa. El padre
vuelve a mirar por la ventana, el rostro ácido y malhumorado) Ninguno me
gusta.Ninguno me gusta de todos esos. No hay uno que valga nada. Creen
que van a venir acá y que soy ciego y tonto.
MADRE: (se acerca y mira con él): El tercero...
PADRE (friamente): ¿El tercero, que?
MADRE: Parece agradable.
PADRE (oscuro): Si.
MADRE (pierde seguridad): Va a estar en la casa.
PADRE: Si. ¿Y con eso?
MADRE (timidamente): Es mejor que sea agradable, ¿no?
PADRE: Si. Y también pareceinteligente, (la remeda), ¿no?
MADRE (insegura): No se.
PADRE: ¿Y que otras condiciones tiene? (Le toca un seno groseramente) Mi
mujercita sagaz.
MADRE (se aparta): Benigno, por favor.
PADRE (la rodea con un brazo, la hace mirar por la ventana. Con dulzura): Miremos
juntos. Dos ven más que uno. ¿Qué más ves?
MADRE: Tiene aspecto... (se interrumpe).
PADRE: Si.
MADRE: Es muy atildado.PADRE: Querrás decir buen mozo.
MADRE: ¡No!. Que está bien vestido. Con guantes...rojos.
PADRE: ¡Que vista penetrante! ¿Y que más ves?
Estuve atinado en pedirte que miramos juntos.
MADRE (insegura): Y... y no veo más.
PADRE: Si. Ves más. ¡Te gusta la cara! (la empuja brutalmente) ¡Fuera!
MADRE: ¿Pero, por qué?
PADRE: ¡Sólo mi cara tenés que mirar, puta!
MADRE: Te miro, ¡y no meinsultes!
PADRE (como si hubiera oído mal, se toca la oreja. Mira a su alrededor, divertido):
¿Qué? Yo dicto la Ley. Y los halagos. Y los insultos. Dije lo que dije, y lo
puedo repetir. (muy bajo ) Puta.
MADRE: Te pedí que no me insultes.
PADRE: ¿Por qué?
MADRE: Por respeto.
PADRE (como siguiendole el juego, alarmado):¡Y pueden Oír!
MADRE: Si.
PADRE: No. Lo dije muy bajo. ¡Y lo puedo gritaralto! ¡Nadie oye lo que yo no quiero.
Oyen, pero no entienden. ¡Fuera, fuera de aquí!
MADRE (se aleja hacia la puerta, se vuelve. suavemente): Te odio.
PADRE (se dirige hacia ella): ¿Qué? 2
MADRE: No quise decirlo.
PADRE: ¿Qué? (Le toma. el brazo, como si quisiera hacerle una caricia. Pero
después de un momento, se lo tuerce) ¿Qué? Yo tampoco entiendo lo que no
me gusta oír. (Le tuercemás el brazo) ¿Qué?
MADRE (aguanta el dolor, luego): Te amo.
PADRE (dulcemente): Después de tanto tiempo. Otra vez...
MADRE (guarda silencio un momento, luego, como el padre acentúa la presión):
Te... amo .
PADRE (la suelta, la besa en la mejilla. Con naturalidad): Gracias, querida. Ahora
dejame. Hace frío en el patio. Deben estar congelados. No quiero que
esperen más. (La madre sale. Elpadre toca el cordón del timbre. Mira por la
ventana se asoma Fermín. Es alto, robusto, se advierte que entre el padre y
él una especie de complicidad, de acuerdo tácito en sus respectivos roles)
FERMIN: ¿Señor?
PADRE (mira por la ventana): El tercero que se vaya. Hace frío.
FERMIN: Si, señor.
PADRE: Fermín. Si tarda, podés empujarlo.
FERMIN (como siguiendo el juego): ¿Como se que tarda?¿Debe correr? (El padre
se encoge puerilmente de hombros. Fermín, con una sonrisa). Lo haré,
señor. (Sale)
PADRE (mira por la ventana): Tomaste frío tontamente. Se va a mirar en el espejo y
desconfiará de su cara o de sus unas roñosas bajo los guantes. (Se vuelve
infantil) ¿Qué hice, que hice? ¿Por qué me echan? Yo estaba ahí en la fila,
¡buenito! ¡Y me compre guantes rojos. (Mira) No contanta brusquedad,
¡Fermín! ¡Que bruto es! (Ríe espasmodicamente, se atora. Ácido) Ninguno me
sirve de todos esos: El primero demasiado orgulloso, el segundo demasiado
alto, el tercero no está, el cuarto... Y ese que sale de la fila, ¿cómo se atreve?
Es que "yo" dije que podían saltar como canguros para entrar en calor? (Mira
algo que lo sorprende, se vuelve) ¡Oh! ¡Oh, oh, Dios mío! (Ríe...
tracking img