Dofa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6221 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ABORTO

Hablar del aborto es un tema bastante complicado y controversial, dado que este se debe mirar desde varios puntos de vista tales como el moral, el médico, el legal, el económico… que se rigen de la misma sociedad; llegando así a la conclusión de si se está de acuerdo o no con la legalización de este.
En este ensayo vamos a hablar de nuestra postura como grupo de investigación y deopinión, que se basa en legalizar el aborto, apoyándonos en el derecho que tiene la mujer para decidir si desea engendrar o no.

En su comentario final, la investigadora advierte que la solución al problema del aborto, no se limitará tan sólo a la liberalización de las leyes. Las modificaciones a la ley tienen que asegurar la prestación de servicios de aborto con alta calidad y cobertura ampliaen las instituciones de salud del sector público.
Lo anterior concuerda con declaraciones recientes del secretario de Salud, José Antonio González Fernández, quien ha señalado que los médicos del sector salud están obligados a practicar abortos de acuerdo con las causales establecidas en los códigos penales de las entidades de la República, de lo contrario, la mujer afectada tiene el derecho adenunciar y exigir una compensación y reparación del daño que se le haya causado.

El aborto provocado, inducido o deliberado -que es del que voy a ocuparme-, de seguro es tan antiguo como la misma humanidad. Pero sólo fue a partir del momento en que el hombre reflexionó acerca de los valores morales que deben sustentar su actuar, cuando se constituyó en un conflicto. También desde entonces éstese ha tornado insoluble, dado que no todos los hombres se guían por la misma escala de valores. De ahí que la discusión de la moralidad del aborto provocado se considere como una de aquellas que generan mucho calor pero irradian muy poca luz1. Es y seguirá siendo inútil la búsqueda de un terreno medio, neutral, que permita llegar a un acuerdo, pues las tesis morales que se esgrimen son totalmenteantagónicas. De todas maneras, el derecho a argumentar, por fortuna, seguirá teniendo vigencia mientras exista inteligencia y libertad.
Consciente de lo complejo y delicado del asunto, lo abordo convencido de que muchos de quienes lean este capítulo no se identificarán con algunos de mis puntos de vista. De lo que se trata es de adelantar, con franqueza y honestidad, un sereno análisis de tanespinoso tema, respaldado por una larga experiencia profesional y por atentas reflexiones ético-médicas.
Muchos de los que escriben y predican sobre asuntos de ética médica, por no ser médicos, no han vivido la intimidad del problema. Por eso, de ordinario, su enfoque es hecho con lente especulativa. No hay que olvidar, a propósito, que el moralista, para ser imparcial, debe acudir a los hechos yanalizarlos en su dimensión existencial, en su cruda realidad. Para quienes ejercemos la medicina, en especial la ginecobstetricia, el embarazo indeseado y todos los conflictos que de él se derivan tienen connotaciones particularmente humanas que nos colocan en situación de privilegio para analizar con autoridad el tema. La solicitud de aborto, que suele ser el paso siguiente cuando se hace evidenteuna gestación indeseada, no sólo enriquece nuestra experiencia sino que también pone a prueba nuestro buen juicio y la consistencia de los valores y principios morales que nos acompañan.

Aspectos legales o jurídicos
La ley colombiana respecto al aborto provocado es concluyente: hay sanción penal para la mujer que se cause un aborto o que permita que otro se lo cause, como también para quien lorealice, aun con consentimiento de la interesada (artículos 343, 344 y 345 del Código Penal). Como vemos, por cada aborto que se practica es lo común que surjan dos delincuentes.
Pese a la claridad de esa disposición, de ordinario carece de vigencia. Ante la política de "dejar hacer", o de indiferencia, que adoptan las autoridades sanitarias y de policía, la ley penal se ha convertido en rey...
tracking img