Don juan tenorio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2067 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tirso de Molina. Fraile, estuvo detenido, +- hijo ilegítimo del Duque de Osuna.

2. El Burlador de Sevilla, con ésta obra Tdm entre en con toda justicia por la puerta grande de la lit. española creándo uno de los personajes-tipo de más calado en la literatura universal, la figura de DON JUAN. A partir de El burlador de sevilla y convidado de piedra de Tdm, cada época y cada país irán abordandola figura de Don Juan.

3. El personaje de Don Juan.1 Don Juan es un personaje sin escrúpulos, si ningún reparo en simular una falsa identidad o suplantar a un amigo. Además, sin ningún remordimiento de conciencia; su único objetivo es conseguir gozar por una nohce a la mujer q a él le parezca hermosa.

Socioeconómicamente hablando a Don Juan hay q situarlo en la nobleza más absolutamenteociosa; siguiendo a Francisco Rico diremos que Dn Juan es equiparable a lo q más tarde se llamó señorito (un señorito de la época de Tirso no del s XIV que es cuando transcurre la obra). F.Rico se centra para su análisis en la escena en q Don Juan acaba de volver a Sevilla y se encuentra con el Marqués de la Mota, amigo y compañero de francachelas(juergas). En el diálogo q mantienen vemos como laprincipal ocupación de esos jóvenes de la nobleza sevillana es frecuentar los burdeles y mofarse de las prostitutas dando “perros muertos”. Dicha expresión se usaba para designar el fraude de no pagar a una prostituta y más en general para referirse a cualquier género de broma pesada. Don Juan le pregunta q qué hay de perros muertos y cuando se entera de q esa noche van a darlos se apuntainmediatamente.

Ésta “ocupación” de D.Juan y su panda de amigos es producto precisamente de estar todo el día ociosos, sin anda q hacer. D.Juan es fruto arquetípico de una aristocracia a la que los ejércitos profesionales han dejado sin papel en la guerra, y los letrados de nuevo cuño formados en las universidades les han dejado tmb sin papel en la administración del poder. En una aristocracia q, al noresidir en la corte al servicio del rey, a penes tiene otro quehacer q gastar sus rentas en la ostentación y en sus actividades de ocio. El marco de la ciudad no les impide hacer excursiones al campo para cazar (pasatiempo favorito de la nobleza) pero al mismo tiempo propicia mejores ocasiones q el marco rural para el galanteo y otros enredos. En este clima de ociosidad y relajación los caprichosde los jóvenes con frecuencia se exacerbaban y traían consecuencias trágicas : a menudo por motivos triviales / nimios se enfrentaban con arma blanca y a veces uno de los oponentes moría en la reyerta. Así, la distracción favorita de don juan es “burlar a una mujer / y dejalla sin honor” (jornada 2dna versos 272-273). Lo mueve desde luego el apetito sexual pero tmb una perversa complacencia enhacer daño. A ello hay q añadir q le gusta lucirse ante los amigotes y tiene a gala q le llamen “El burlador de Sevilla” (don juan seguramente seria bien distinto si no tuviera siempre presente a su corte de admiradores). En la obra Don Juan se va ha aprovechar de 4 mujeres: 2 nobles (Isabela de Nápoles y Ana de Sevilla) y dos plebeyas (la pescadora de Tarragona y la joven de Dos Hermanas). Con lasnobles se hace pasar por sus pretendientes (suplantando su personalidad) y con las plebeyas recurre a las falsas promesas de matrimonio. NO cabe hablar pues en ningún caso de las artes de seducción o de conquista sino simple y llanamente de engaño puro y duro.

EN el caso de las chicas plebeyas ad+ hay una mayor bajeza moral si cabe pq en aquella época si el seductor era noble no estaba obligadoa casarse con la plebeya.

1. Parece ser que para la creación de Don Juan Tenorio, tirso - supuesto hijo ilegítimo del Duque de Osuna se inspiró en un personaje real miembro de una familia de Sevilla, q mató al comandante Ulloa, raptó a su hija y fue finalmente asesinado por los monjes franciscanos según las crónicas de la época.

Tdm en su otra gran obra El condenado por desconfiado tiene...
tracking img