Donde convergen lo apolineo y lo dionisiaco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1186 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Donde convergen lo apolíneo y lo dionisiaco

Es necesario lograr un acercamiento al ser dionisiaco del hombre concreto. En la medida en que dejemos de conceptualizarnos sólo como seres apolíneos, estaremos en mayor posibilidad de ser sujetos completos, sin ilusiones castrantes. Ensayo sobre la ceguera me da la posibilidad de buscarme a mí mismo como sujeto cognoscible del discurso del mismoautor y, por ende, de construir al ser-otro del imaginario que también a veces soy.
Aunque nuestro objetivo no es hacer proselitismo ni apología del libro en cuestión, no descartamos a priori que también podamos acercar a aquél que no lo ha hecho a esta gran obra literaria, que nos dejó tal impresión, que hasta la fecha seguimos pensando en cuán ciegos estamos todos. Y lo peor, que nos hemosacostumbrado tanto a nuestra ‘ceguera’ que parece que somos iguales a aquellos seres de los que hablaba Platón en su “Mito de la caverna”.
La metodología utilizada para tales efectos es el análisis, es decir, la interpretación de cada una de las partes de la novela, contrastándola al mismo tiempo con el objetivo del presente ensayo. Así, parece que el lector identificará claramente cada una de ellasy, a la vez, estará en posibilidad de construir su propio discurso a partir de las reflexiones que aquí se presentan. El final se tiene una propuesta que invitando al lector a una honda reflexión: la condición humana en su más cruda expresión.

El hombre es hombre porque se ha dado cuenta de ello. Es decir, su humanidad no se la dice nadie, no se la da nadie, él la ‘descubre’, la siente, laexperimenta, la razona. Pero, todo esto lo hace en la medida que puede verse reflejado en los otros. Es una relación simbiótica con esos otros, que al final de cuentas son tan humanos como él mismo, aunque muchos de ellos vivan hasta morir sin haberse dado cuenta nunca de que son otra cosa más que simplemente seres que existen (como es el caso de las plantas y los animales).
Saramago, en su libroEnsayo sobre la ceguera, toca precisamente esa relación del hombre con sus semejantes, pero lo hace desde una óptica en la que al presentarse dicha relación se da un desgarramiento tanto interno como externo. Internamente, en el sentido de que el hombre se descubre a sí mismo, se ‘descubre’ al ver que no ve, es decir, al comprender su animalidad, su bestialidad, al menos a la que puede llegar, a ésa,a la que está oculta en todos nosotros y que reprimimos tanto como nuestras sociedades y nuestra cultura nos lo mandan, pues a veces olvidamos nuestra individualidad y nos dejamos llevar por el marasmo de ser seres sociales, casi con una identidad amorfa.

¿Y no es precisamente ése el espíritu dionisiaco del que nos hablaba Nietzsche, el mismo que tratamos de ocultar en nosotros, pero quedestacamos en los otros? Es decir, nos alejamos de nosotros mismos al pretendernos asir como seres diferentes de los demás, y en ese alejamiento nos vamos perdiendo poco a poco hasta que ya no logramos vernos. Quedamos entonces como unos desconocidos, y cuando nos vemos en el espejo apenas si alcanzamos a descubrir algún rastro que nos diga que seguimos siendo los mismos. Pero, ¿qué pasa cuandoestamos ciegos?, ¿cómo nos vemos en los demás? Con este planteamiento Saramago logra, por medio de la antítesis de la vista, hacernos ver a nosotros en los otros, como posibles ciegos de nuestra propia ceguera.

El objetivo del lenguaje es poder comunicarnos, pero Saramago, utiliza su lenguaje más bien como metalenguaje, esto en el sentido de que, más que comunicarnos ese mundo de ceguera, nos‘grita’ en silencio que hay un trasfondo detrás de ese universo lleno de suciedad, y somos nosotros los que tenemos que encontrarlo; somos nosotros los que tenemos que ‘descubrir’ que estamos encima de él; somos nosotros los que tenemos que asumir también nuestra propia actitud dionisiaca.

El tiempo existe, pero sólo a través de que nosotros estemos conscientes de ello. Es decir, el tiempo...
tracking img