Economia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1468 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La división del trabajo y el interés personal

Smith parte de la constatación de que:

El trabajo anual de un país es aquel fondo que en principio proporciona todas las cosas necesarias y convenientes para la vida y que anualmente consume el país; y estas cosas son siempre o el producto inmediato de este trabajo, o compradas a otros países con este producto.

No hace del trabajo el únicofactor de producción, pero remarca su importancia desde el inicio de la labor, que lo distingue de entrada de los fisiócratas y de los mercantilistas. La mejora de la productividad del trabajo depende en gran parte de su división, ilustrada por su célebre ejemplo de la fábrica de alfileres allá dónde un solo hombre, sin formar, no podría fabricar más de un alfiler por día, la fábrica utiliza losobreros en varias tareas diferentes (estirar el alambre, cortarlo, afilarlo, etc.), y llega así a producir cerca de 5 000 alfileres por obrero empleado. La división del trabajo se aplica más fácilmente en las manufacturas que en la agricultura, lo que explica su retraso en productividad.

La división del trabajo por sí misma no proviene de la sabiduría humana o de un plan preestablecido, sino quees la consecuencia «de una cierta tendencia natural de todos los hombres [...] que los lleva a traficar, a hacer intercambios y cambiar una cosa por otra. La motivación de esta tendencia al intercambio no es la benevolencia, sino el interés personal, es decir, el deseo de mejorar su propia condición:

Pero el hombre necesita casi constantemente la ayuda de sus semejantes, y es inútil pensar quelo atenderían solamente por benevolencia. [...] No es la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero, la que nos lleva a procurarnos nuestra comida, sino el cuidado que prestan a sus intereses. Nosotros no nos dirigimos a su humanidad, sino a su egoísmo; y no les hablamos de nuestras necesidades, siempre de su provecho. [...] La mayor parte de estas necesidades por el momento sesatisfacen, como las de los otros hombres, por trato, por intercambio y por compra.

Así, incluso en una sociedad donde no hay benevolencia hacia los desconocidos, donde cada uno de los individuos persigue su interés personal, donde los intercambios económicos se hacen entre «mercenarios», puede prosperar en base a la cooperación. Con motivo del estudio de los comportamientos de los animales, Smithconcluye igualmente que los humanos son los únicos de estos que se dan cuenta de que tienen todo por ganar participando voluntariamente en un sistema económico donde cada uno trabaje para obtener los bienes que satisfagan a todos: el interés personal no es su única motivación, puesto que haría cualquier negociación imposible; un hombre es también capaz de comprender el interés personal de sucompañero (un ejemplo de simpatía) y de llegar a un intercambio mutuamente beneficioso.

Si el interés personal tiene un lugar importante en La riqueza de las naciones, lo es también porque no lo contempla como el único aspecto económico de la relación del hombre en la sociedad. La Teoría de los sentimientos morales ofrece una perspectiva bastante más amplia y presenta una teoría de la relación socialque no es reproducida en La riqueza de las naciones; demuestra que la visión de Smith no se resume en la de un Homo œconomicus. No obstante, la contradicción aparente entre las dos principales obras de Smith, ha dado origen a un «problema Adam Smith» en la literatura económica, hoy caduco.

Smith mostró a continuación que una cierta acumulación de capital es necesaria para la puesta en marcha dela división del trabajo y que el único límite para esta es la dimensión del mercado. Esta proposición ha sido considerada como «una de las más brillantes generalizaciones que se pueden encontrar en toda la literatura económica». El progreso viene así de la división acelerada del trabajo, que proviene de una inclinación natural del hombre. El intercambio, natural y espontáneo, se inscribe en el...
tracking img