Educacion y etica para una ciudadania cosmopolita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1712 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EDUCACIÓN Y ÉTICA PARA UNA CIUDADANÍA
COSMOPOLITA
Guillermo Hoyos Vásquez *
SÍNTESIS: En el presente artículo se busca comprender el sentido de los
códigos de ética que normalmente se elaboran en las instituciones
educativas. Con la ayuda de la distinción y complementariedad entre
valores y normas se obtiene una caracterización de dichos dispositivos,
cuya pertinencia solo es captada enuna concepción y práctica de la
educación que trascienda los estrechos límites en los que se encuentra
hoy, presionada por criterios meramente económicos. Si se libera a la
educación de la lógica del mercado para pensarla como proceso de
formación de ciudadanas y ciudadanos del mundo, queda abierta al
horizonte de las humanidades y de las ciencias sociales, desde el cual los
máximos morales ylos mínimos éticos pueden ser comprendidos como
valores y normas, complementariedad que da pleno sentido a los códigos
de conducta.
Palabras clave: códigos de ética; valores; normas; humanidades; moral;
ética; comunicación; educación.

1. INTRODUCCIÓN
Una forma de comprometer hoy la responsabilidad de los
docentes de los colegios y de las universidades con respecto al sentido de
laeducación que deben impartir es mediante códigos de ética o de
conducta. Dichos códigos pueden consistir en una serie de comportamientos relacionados con indicadores con cuya ayuda se evalúa el
compromiso de los maestros con las normas vigentes; pero también es
posible, y seguramente más recomendable y pedagógico, que dichos
códigos se constituyan en manifiestos motivadores de actitudes quevaloren aquellos procesos que conduzcan a la realización de «las cosas
mismas», gracias al compromiso de directivos, docentes y estudiantes
para la consecución de una utopía cosmopolita de convivencia y paz.
El sentido de un código de ética es, en esta segunda perspectiva, el de constituir por parte de los docentes y estudiantes compromisos
vinculantes con la sociedad, con su realidad y contextos,su comunidad
e historia así como sus posibilidades de transformación. Si hablamos de
Colombia, nuestro conflicto actual, resultado de muchos años de una mal
resuelta «insociable sociabilidad», nos compromete a los docentes para
motivar a los jóvenes a buscar soluciones no violentas al conflicto, ya que
«lo malo de la guerra –como lo retoma Kant (1966, p. 82) de un pensador
griego en suescrito La paz perpetua– es que produce más personas malas
que las que elimina». Por ello Kant, fundador de la moral moderna, ya en
1797 escribía en la conclusión a la Doctrina del derecho: «Ahora bien,
la razón práctico-moral expresa en nosotros su veto irrevocable: no debeG. HOYOS
REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACIÓN. N.º 55 (2011), pp. 191-203
193
haber guerra; ni guerra entre tú y yo en elestado de naturaleza, ni guerra
entre nosotros como Estados» (KANT, 1995, p. 195). Esto nos debe
inspirar a trabajar por una educación para la mayoría de edad y para la
autonomía, una educación que nos permita soñar con la utopía de una
esperanza normativa que promete hacer de la educación el mejor camino
hacia la paz.

2. NORMAS Y VALORES
El sentido que se le pueda dar a los códigos de éticahoy en día
tiene que ver necesariamente con la relación que se establezca entre
normas y valores, de algún modo entre valores de máximos morales y ética
de mínimos con posibilidades de adquirir cierta forma vinculante. Se
sospecha que tales códigos son solo una normativa más, con lo cual se los
despoja de su fuerza motivacional en el ámbito de un uso ético de la razón
práctica (HABERMAS,2000). Pensamos que se trata de una discusión
acerca de las concepciones que se tengan de la moral y de la ética y de
la forma de cómo se piensa que podrían ser asumidas por los ciudadanos.
La reciente polémica entre Hilary Putnam y Jürgen Habermas
en torno a «normas y valores» ayuda a aclarar cómo un código de ética
debería ser a la vez normativo y motivacional. Mientras Habermas
reclama a...
tracking img