Educar los sentimientos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3701 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hacia una educación de los sentimientos
en los adolescentes y jóvenes

1. Introducción

Actualmente podemos afirmar que se está dando en la sociedad occidental un crecien¬te interés por la vida afectiva y su educación.

Por un lado, están surgiendo voces de alar¬ma y de perplejidad ante las contradicciones de nuestra cultura. Mientras que la prosperi¬dad económica, el nivel educativo ytécnico van aumentando, crecen ciertas disfunciones sociales y se extiende la insatisfacción y el sentimiento de fracaso (MARINA, 1997). La demanda de una vida más satisfactoria y la especificación concreta del contenido de ese grado de calidad vital están poniendo de relieve las dificultades que tenemos para resolver problemas que inciden seriamente en nuestra afectividad, nuestra vida deconvivencia y nues¬ro bienestar personal.

Por otro, lado; en los últimos años desde di¬ferentes enfoques se están llevando a cabo diversas investigaciones de la dimensión emo¬cional y están apareciendo publicaciones divulgativas de muy desigual valor científico y edu¬cativo. A principios de los años noventa, el psicólogo de Vale, Peter Salovey, y su colega John Mayer, de la Universidad de New Hampshire,acuñaron el término inteligencia emocional para referirse a la inteligencia interpersonal e intrapersonal, es decir, al conocimiento y comprensión de las propias emociones y de las ajenas, al mismo tiempo que al hecho de saber conducir las emociones de forma que mejore la calidad de vida y la adaptación a la realidad.

El tema de estas investigaciones despertó la atención mundial gracias alpsicólogo de Harvard, Daniel Goleman, que con su libro Inteligencia Emocional (1997) consigue convertirse en un betseller en el mundo occidental, precedido en nuestras latitudes por otro ensayo, sobre la misma temática, del profesor Marina (1996).

Ahora bien la adolescencia (12-19 años) es una etapa de transición vital en la que el sujeto ve afectado el sentido del yo, en relación a sí mismo y a losdemás; una etapa de desarrollo que demanda un esfuerzo por parte del individuo -fundamentalmente de reestructuración vital- y una etapa de reajuste emocional en la que puede intervenirse con el objetivo de aminorar el grado de estrés y de vulnerabilidad.

Una revisión de la literatura especializada en el desarrollo afectivo y emocional del adolescente destaca la importante influencia de laemoción, así como de la experiencia y expresión afectiva sobre la capacidad de razona¬miento, la conducta y en definitiva el desarrollo adolescente ( PETERSEN Y LEFERT, 1995).

El adolescente dispone de un conjunto de recursos personales con los que se enfrenta a los acontecimientos, entre los que Serra (1997) destaca los recursos psicológicos, tales como las habilidades cognitivas y emocionalespara recibir, codificar, elaborar y emitir información y la socialización anticipadora del suceso, es decir, el aprendizaje previo de conductas, actitudes, valores, etc., que conlleva el afrontamiento de la nueva situación.

Sin embargo, muchos de estos recursos psicológicos y sociales, necesarios para afrontar una transición vital, como la de la adolescencia, no forman parte de la educación querecibe el individuo. Diversos autores (GADNER, 1995; GOLEMAN, 1997) aseguran que como mucho el CI (Coeficiente de Inteligencia) predice en un 20% el éxito relativo en la vida El 80% restante está en manos de otros factores, entre los que des¬tacan las capacidades de la inteligencia emocional, tales como: la motivación personal, la persistencia en las dificultades, el control impulsivo y la demora dela gratificación, la empatía, la capacidad de mantener la esperanza y la habilidad en mantener un buen control emocional.

Múltiples y desiguales propuestas están emer¬giendo en el mundo educativo, sobre todo a niveles infantiles, por llevar a cabo una educación afectiva de los alumnos y alumnas. Pero en la fase de la adolescencia y de la juventud está faltando una aproximación teórica que...
tracking img