El alma de la toga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4229 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
el alma de la toga

angel ossorio

¿QUIÉN ES ABOGADO?
Ossorio considera que el concepto de abogado ya que se ha perdido el verdadero significado de este, que con el tiempo se ha perdido y desperdiciado la educación que se imparte en las aulas donde se supone que se debe enseñar por parte de los catedráticos que menosprecian su papel de maestros y formadores de profesionales capacitados en ladefensa del derecho.
El en abogado considera que la rectitud de la conciencia es mil veces más importante que una gran cantidad de conocimientos que en ocasiones no son bien empleados. Los abogados no se hacen con el título de licenciado, sino con la disposición psicológica. Por tal la abogacía no es una consagración académica, sino un acopio profesional. Para poder ejercer la profesión deabogado. Debe dedicar su vida a dar consejos jurídicos y pedir justicia en los tribunales. Y quien no haga esto será todo lo licenciado que quiera pero abogado no. En su conclusión, el abogado es, el que ejerce permanentemente la Abogacía. Los demás serán solamente licenciados en derecho, pero nada más.
LA FUERZA INTERIOR
La fuerza interior se refiere que el hombre sin importar el oficio en el que sedesempeñe debe de creer y confiar en si mismo pues la fuerza que no podamos hallar en nosotros mismos no la encontraremos en ninguna otra parte.
Da una recomendación para las agresiones y críticas de la gente: confiar en sí. Vivir la propia vida. Seguir los dictados que uno mismo se imponga y desatender lo demás.
En nosotros se halla la fuerza de las convenciones, la definición de lajusticia, el aliento para sostenerla, el noble estimulo para anteponerla al interés propio.
Además menciona que el abogado tiene que comprobar a cada minuto si se encuentra asistido de aquella fuerza interior que ha de hacerle superior al medio ambiente; y en cuanto le asalten dudas en éste punto debe cambiar de oficio.
LA SENSACIÓN DE LA JUSTICIA
Ser abogado no es saber el Derecho, sino conocer lavida. El derecho positivo está en los libros, pero lo que la vida reclama no está escrito en ninguna parte. Quien tenga previsión, serenidad, amplitud de miras y de sentimientos para advertirlo, será Abogado; quien no tenga más inspiración ni más guía que las leyes, será un desventurado mandadero. La justicia no es fruto del estudio, sino de una sensación. La sensación de la justicia es queprocuremos no actuar tan apegados a las leyes, que usemos lo que nosotros tenemos conceptualizado como bueno, equitativo, prudente, cordial y sobre todo justo.
LA MORAL DEL ABOGADO
Habla del criterio que debe tener un abogado. Y comienza: La abogacía no se cimienta en la lucidez del ingenio, sino en la rectitud de la conciencia. Malo será que erremos y defendamos como moral lo que no es; pero si noshemos equivocado de buena fe, podemos estar tranquilos. En nuestro oficio debemos cuestionar que es lo que queremos que triunfe ¿la justicia o el cliente? Cuando un abogado acepta una defensa, es porque estima (aunque no sea adecuada) que la pretensión de su tutelado es justa, y en tal caso al triunfar el cliente triunfa la justicia, y nuestra obra no va encaminada a cegar sino a iluminar.
Tambiénnos aconseja a los abogados. Hay que ser insumiso al alboroto. Soportar la amargura de una censura caprichosa e injusta, es carga añeja a los honores profesionales. Debajo de la toga hay que llevar la coraza.
Abogado que sucumba al qué dirán debe tener su hoja de servicios manchada con la nota de cobardía. No digo que el juicio público no sea digno de atención. Lo que quiero decir es quedespués de adoptada una resolución, vacilar ni retroceder por miedo a la crítica, que es un monstruo de cien cabezas irresponsables y faltas de discreción.

LA SENSIBILIDAD
También habla sobre temas controversiales. El abogado no puede ser ni frío de alma ni emocionable.
El abogado actúa sobre las pasiones, las ansias, los apetitos en que se consume la humanidad. Si su corazón es ajeno a todo...
tracking img