Selva humeda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1758 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FEDRO O DEL AMOR (PLATON)
Empieza con fedro que viene de casa de lisias, y esta apunto de pasearse pero de repente se encuentra con Sócrates y este le pregunta que de donde viene en esto empieza una conversación entre ellos:
Sócrates.- ¿Y cuál fue vuestra conversación?
Fedro.- tú lo sabrás, si no te apura el tiempo, y si me acompañas y me escuchas
Sócrates.- ¿Qué dices? Yo no abandonaría loque ha pasado entre tú y lisias.
Fedro.- el discurso que nos ocupó por tan largo espacio, no sé por qué casualidad rodo sobre el amor. Lisias supone un hermoso joven, solicitado, no por un hombre enamorado, sino, por un hombre sin amor y sostiene que debe conceder sus amores más bien al que no ama.
Sócrates.- yo encuentro que todas estas explicaciones, mi querido Fedro, son las más agradablesdel mundo, pero exigen un hombre muy hábil, que no ahorre trabajo y que se vea reducido a una penosa necesidad.
Fedro.- maravilloso Sócrates eres un hombre extraordinario, porque al escucharte se te tendría por un extranjero, a quien se hacen los honores al país.
Sócrates.- perdona, amigo mío, pero es porque quiero instruirme en los campos y los arboles nada me enseñan y solo en la ciudadpuedo sacar partido del roce con los demás hombres.
Fedro.- conoces todos mis sentimientos y sabes que miro la realización de mis deseos como provechosa a ambos. Porque los amantes, desde el momento en que se ven satisfechos, se arrepienten ya de todo lo que han hecho por el objeto de su pasión la que les ha movido a hacer a su amigo todo el bien que han podido sino que han obrado libremente.
Si supasión llega a mudar de objeto, no dudara en sacrificar sus antiguos amores a los nuevos, y, si el que ama hoy se lo exige, hasta perjudicar al que amaba ayer.
Por otra parte, si entre tus amantes quisieses conceder la preferencia al más digno, no podrás escoger sino entre un pequeño número, por el contrario, si buscas entre todos los hombres aquel cuya amistad desees, puede elegir entremillares, y es probable que en toda esta multitud encuentres uno que merezca tus favores. Los que no están enamorados, y que debe a la estimación que inspiran sus virtudes los favores que desean no se cela de aquellos que viven familiarmente con su amigo.
Amantes se enamoran de la belleza del cuerpo, antes de conocer la disposición del alma y de haber experimentado el carácter, y así no puedeasegurarse si su amistad debe sobrevivir a la satisfacción de sus deseos, un amante alabara todas tus palabras y todas tus acciones sin curarse de la verdad ni de la bondad de ellas.
Si cedes a mis votos, no me veras buscar en tu intimidad un placer efímero, si no que vigilare por tus intereses durables, porque libre de amor, yo seré dueño de mi mismo. Pero tú debes por el contrario favorecer, noaquellos cuyos deseos son más violentos, sino a los que mejor te atestigüen su reconocimiento: sino a los más enamorados, sino a los más dignos; no a los que solo aspiran a explotar la flor de la juventud, sino a los que en tu vejez te hagan participe de todos sus bienes. Una vez satisfecha su pasión buscaran un pretexto para aborrecerte, sino a los que, viendo desaparecer los placeres con la juventud,procuren granjearse tu estimación.
Sócrates.- me parece mi querido Fedro , a no juzgar tu de otra manera, que repite dos y tres veces las cosas, como un hombre poco afluente, puesto que lisias ha intentado probar que es preciso favorecer al amigo frio, más bien que al amigo apasionado. Había un joven, o más bien un mozalbete en la flor de su juvenil belleza, que contaba con gran número deadoradores. La mayor parte de los hombres ignoran la esencia de las cosas, y en su ignorancia, de la que apenas se dan cuenta, desprecian desde el principio plantear la cuestión.
Que el amor es un deseo, es una verdad evidente; así como es evidente que el deseo de las cosas bellas no es siempre el amor, cuando el gusto del bien, que la razón nos inspira se apodera del alma entera, se llama sabiduría;...
tracking img