El amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (948 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿ME ACUERDO DE DIOS?
Siempre nos acordamos de Dios en los malos momentos.
Por un lado puede ser una reacción egoísta de nuestra parte. Por 0otro, es normal, porque los seres humanos paseamos por eljardín de la vida sin reflexionar frecuentemente sobre nuestro destino y sobre la presencia de Dios en nuestra vida. Pero llegan las situaciones al límite. Esas en las que nuestra historia seencuentra bruscamente ante un hondo barranco y nos sacude. La despreocupación por nuestra meta prioritaria y por el lugar que Dios ocupa en nuestra escala de valores se convierten en inquietud inmediata.Buscamos, entonces, una luz que nos ayude a encontrar el sendero oportuno y una ayuda superior, que solo en Dios podemos encontrar. ¿Podemos decir que hemos “inventado” a Dios en esos momentos? No. Másbien diremos que hemos despertado a la realidad de nuestras fronteras olvidadas con el mundo del Ser Supremo.
¿Qué importancia das a tu salvación eterna?
No vivimos solo para la vida eterna. Perotampoco podemos vivir sin pensar en ella. Hay que pelear el round que nos ocupa sobre la lona de nuestra historia personal. Pero hay que pensar también en el final del combate. ¿De qué le sirve alhombre ganar todo el mundo, si al final pierde su alma?
La santidad de la familia depende de mí.
Cada corazón bombea sangre viva. O se detiene ahogando todos los otros órganos. Cada uno de nosotrospuede aportar vida espiritual a la pareja y a los hijos. O podemos ser un parásito que les frene, como pesado lastre. Cada noche, hagamos un pequeño examen de conciencia para descubrir cómo aportar vidaespiritual a los del hogar.
¿Le agradezco a Dios o sólo le pido?
La gratitud es un signo de salud mental. Olvidarse de quien nos hace bien es un signo de egocentrismo.
Dios merece algo de mí.¿Cuánto le dedicamos a Dios semanalmente? Si sumamos todos los tiempos que dedicamos sólo a las cosas de Dios durante la semana, los multiplicaremos por cien y los dividimos por las 168 horas de la...
tracking img